sábado, abril 07, 2007

Hey-lyla

El poema que siempre quise escribir, sobre algo que siempre me quiero olvidar. Quizas a fuerza de poemas. Quizas a fuerza de.

Dedicado a Lyla. O como-se-llame.


Hey-Lyla

recuerdo que te creí

incluso después de que al inocente kravitz

y su "are you gonna be my way?
añadiste

-nada feliz, nada inocente-

un ambiguo I don’t know

un irrefutable I don’t care


and in the end you didn’t care

at all
pero bueno
yo también me llevo el premio
porque no hay peor ciego
que el que lo ve todo claro como un halcón
y se hace el boludo

en fin
todo concluye al fin
como ese día ese que ya no pude seguir fingiendo
tarde pichón, tarde pero seguro
y después… como decírtelo
después ya no quedó nada de aquel entonces
(nota mental dos puntitos
un libro para ir escribiendo

en los días de lluvia
"ensayo de como un mar
se convierte en escombros")

nada de aquel yo
y de aquel vos menos que menos
y de aquel nosotros que nunca existió siquiera
(la nostalgia peor)
bueno
queseyo
fotos imaginarias

flotando en mi cabeza

the star's about to fall
so? what you say lyla?
porque la estrella se cayó
lyla o como-te-llames
y se hizo mierda contra el suelo de la plaza
los vidrios me cortaban los pies
and what did you say lyla?
what did you say?
nada

te quedaste así
callada y cabizbaja
mirando al suelo
mirando los pedazos y la sangre
y llorabas
o reías
o ambas cosas
o ninguna

y el durazno del almuerzo
atorado en tu garganta
que cosa
la verdad

I never meant to cause you trouble

porque no te culpo che
si al final entendí
que todo lo dicho
todo lo escrito
hasta lo atragantado
(fucking durazno)
podrá ser utilizado en mí contra
la vida misma susceptible de
interpretación
tergiversación
desconectar al fonema del objeto
“amor amorfo”
una-artista-de-vanguardia

haberlo sabido antes honey
haberlo sabido, y quien sabe
en una de esas te pedía
un poema dadaísta
una amnistía para el camino de regreso
y lo dejábamos ahí

pero no

puta que soy duro
para entender
y por eso me la paso escribiendo
escribiéndome
replicas y suplicas
suplicas y replicas
a mis poemas viejos
gastados

heaven help you catch me when i fall
lyla o como-te-llames
once and again
and again
porque indudablemente
tanto sacrificio al divino botón
y al final es claro que mejor

atragantar un durazno

por mero protocolo

preguntarse mirando al cielo

o al techo del cuarto

Who put the weight of the world on my shoulders?


¿Verdad que todos, preferiríamos eso?

3 comentarios:

tincho dijo...

Muy bueno! Ya lo había leído antes...



excelente frase : Who put the weight of the world on my shoulders?



paseeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeeee!!!!





sabelo que soy el que siempre te firma... loser!

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

ya somos dos los que te firmamos, loser.

tincho, el de los cuentos, y ésta (no hay nostalgia peor).


No me llamo Lyla, me llamo Lucía Angélica y podés pasar a pagar las cuentas cuando te pese mucho la conciencia o el mundo sobre los hombros (¿eso no será caspa?)


Lu

alan dijo...

no voy a entrar a opinar en todos los escritos, xq quiero opinar sobre el blog, asiq elijo CASUALMENTE este para opinar (igual no da nada q cites a noel y no me cuentes de la existencia del poema)

muy copada la pagina, recien ahora se me dio por leer lo q escribis y esta todo muy bueno y me gusta casi todo, te felicito posta

y RE DA un solo de guitarra entre querer III y IV ;)

un abrazo grande joaco

Se produjo un error en este gadget.