lunes, abril 15, 2013

llorando en el espejo

mirame
ahí
a mi
asi
llorando en el espejo
lagrima que languidece y se deshace
en miles de millones de millares de montones
de particulas
infinitesimales
puntos de luz y de sombra
aireagua
fuerza leve
palabras que se dejan caer
y caen
gotas irreversiblemente
buscando el suelo
buscando tierra
aplastándose
una lluvia que empezó con el mundo
y nunca paró
yo-gota
cayendo
buscando también
aplastarme
deshacerme
recomenzarme de cero. 

mientras tanto vos 
pintura despintada
de pie con abrigo y con sombrilla
disfrutando de este frío carcelario
de esta lluvia continua
porque hasta ese frío
puede ser más abrasador a veces
que el calor del hogar 
cuando ya no es hogar
no solo del calor se vive
a veces mejor el frío
el agua helada de la lluvia en los parpados
para sentir vida

decía:
vos estas ahí
una sombra con sombrero
toda envuelta y enfrentando esa lluvia
que soy yo 
que poesía tendré que escribir
para dejar de ser lluvia
para que dejes de ser sombra
para volvernos dos cuerpos
un cuerpo
caminando
a ritmo de bostezo
desandando la tormenta.

lunes, abril 01, 2013

(sin titulo)

el sabor de la sangre
el olor a sal impregnado en la nariz
la boca seca
las manos rasgadas
el recuerdo fotografico
de una playa azul anochecida
de una luna palida como el hueso
una sombra siniestra acercándose
mi propia silueta escpando
internándose en el mar oscuro
y al cabo parpadear
como una película que salta de escena
subitamente
el peso de la realidad
abalanzándose sobre mí
de pronto la ropa engrisecida
el café recalentadisimo
el trajín de los trenes absurdos
no hay romanticismo
en esta cadencia monocorde
no hay nada que me merezca
una palabra embelesada
nadie que me signifique
el reverso de esa playa
de esa luna, de ese café y esta monocromía
y sin embargo
tengo que escribir
tengo que querer
tengo que
porque la quietud
es la muerte por un instante
y yo quiero vivir cada segundo
como si estuviera vivo.
Se produjo un error en este gadget.