miércoles, octubre 30, 2013

cerrado por derribo

esta boca es mía 
pero las palabras
qué digo a media voz
(y las que atraganto
y las que me trago
y las que después vomito poesía) 
¿de quién son? 
¿quien (me) habla,
y a quién
con qué objeto? 

no hay en mí
nada como una película
solo fotos
fragmentos  como vidrios
transparentes
sin componer un orden
sin reflejo 

soy un no-lugar 
el espacio de no sentido
entre dos palabras cualesquiera
un ni-ni recalcitrante
ni una sucesión de encuentros fugaces
ni un amor de domingos a la tarde
con la lluvia, y con su sonido
de agua quemando la yerba para dos

un habitante del limbo 
sin la muerte  todavía
mientras tanto el cielo 
cada vez más alto
cada vez más gris
y las ganas cada vez menos
cada vez más lejos
del corazón. 



lunes, octubre 14, 2013

retroactivo

fuiste
un error de calculo
en el que insistí demasiado tiempo
una apuesta fallida
que no cesaba de inscribirse
una insana costumbre
como morderse las uñas
llamar a deshoras
o escribir.

quizás me recordabas
que la gente es así:
incomprensible
imperfecta
y que yo mismo soy
abierto
abismado
de mí.

vos eras la ausencia
que mejor convocaba a ese otro
que habla sin que yo diga
que goza sin que yo disfrute
que hace mientras yo permanezco
quieto

y me recordabas también
tan bien
con tanta destreza
con tanta sapiencia
que comunicarse es el sueño imposible
de las personas de todas las eras
y que todas las palabras
siempre son poca cosa
si así no fuera
¿te parece a vos que habría
todo este adorable esfuerzo
toda esta simpática parafernalia
reprochable
absolutamente reprochable
que se llama conversar?

y así pasamos los días
vos y yo
sin nosotros que nos junte
ritual pagano, sacrificio
de nuestra paciencia
al Dios de la rutina
cada uno en su propia silla
jugando al candy crush de las relaciones humanas
y al final la verdad
de esta historia
es que sanseacabó
y se lee atráshacia
desde el punto final
.

.

domingo, octubre 06, 2013

obsesión infinita



hoy me pregunto
no puedo dejar de preguntarme
cuántas cosas caben
entre otras dos cosas
de cuántos puntos infinitesimales
está hecha la realidad observable
y de cuántos puntos esos mismos puntos
y esos otros de cuántos
y así sucesivamente

o por ejemplo, también
cuántos instantes caben dentro de un instante
y cuántos dentro de ese otro
tras cuántos finales yacen los contornos
del principio de algo distinto
en esta realidad caótica
cuantos cortes, cuantas texturas
cuantos ordenes posibles
subyacen

entre dos gotas de lluvia
cuántas gotas
y entre tu mano y la mia
cuánto aire
cuánta luminosidad
cuánta tierra y musgo y hierba

hoy me tomo el tiempo
para volver a preocuparme
por cuestiones tan vitales
como la cantidad de patas que una araña
podría tener además de las que tiene
entre qué y qué
entre quién y quién
cabe esta poesía
que no cesa.

martes, octubre 01, 2013

simetría

no importa si estás cruzando
la cordillera
el Océano Índico
o la Avenida Triunvirato.

da exactamente lo mismo
si estás en algun café descafeinado
de Palermo o Barrio Norte
o en tu casa tapada hasta las orejas
viendo alguna película triste, color pastel

no hace diferencia alguna
si estás pensando en la situación del mercado bursátil japonés
o preocupada por el sentido de la existencia de las gaviotas
o recordando mi respiración
acompasada por la tuya

en nada altera al equilibrio del universo
que estés triste, con un porro entre los dedos
pensando, pensando siempre pensando
cambiando algo para que nada cambie
en tu perfecto rompecabezas imaginario

o si estás contenta, radiante
peinándote y arreglando por teléfono
otra noche bailando cumbia porteña
en algún antro de Almagro
como flotando, con esa alegría inexplicable
que tu cuerpo irradia
como transpiración

ya no alcanza
saber que estás ahí
y que el cursor a la espera
es el  reverso de tu mirada
parpadeando una palabra
porque entre vos y yo
la pantalla
se vuelve espejo
y tu distancia
se mantiene siempre
una
y la misma:
del otro lado.
Se produjo un error en este gadget.