jueves, diciembre 21, 2006

Quetodotiempo

Ultimo posteo antes de irme dentro de unas horas por unos dias de esta puta-ciudad. No me fui y ya la extraño. Poema acorde a las circunstancias del momento, desde el montoncito de poemas viejos para el montoncito de viejas circunstancias que se repiten. Nulidad escribitiba, necesidad imperiosa de volver a los viejos poemas que en sus versos insinuan una ruptura abrupta con el pasado pero ¿Para cuando poemas nuevos? ¿Para cuando circunstancias nuevas? ¿Para cuando? No, Cuando no necesita ni poemas, ni circunstancias ni rompimientos ni paras tampoco, yo soy el que necesita de todo eso un poco. Y tambien algunas horas de sueño ya que estamos, para evitar tanto humor-literatura tan decadente.


Quetodotiempo

Mi boca es muda la expresion
del que a lo pasadopisado
aplastado y mutilado
-y cuanto mas y mas y mas mejor-
esta paralisis
tan imposilbe
de volver el tiempo

no hay nostalgia peor
que añorar todo aquello que nunca
ayer
hoy
cada segundo
que ya pasó
todo aquello que intentamos
que insistimos e insistimos
y no pudimos
y que es la deuda
anterior
a cada insana bocanada
de aire sucio
cotidiano

y cuanto tendran de viejas estas viejas fotos
de aquella tarde en blanco y negro
que una y otra vez rompi
o sera que la tarde ya era gris
y una y otra vez ya estaba rota
cuando lo vi dispararse al flash
y yo me fui de mi
para no volver mas
nunca mas
volver a mi
desdoblamiento
una y otra vez
reinventarse

cuanto desde la ultima vez que las senti palpables
a las palabras del hartazgo
estoy tan
pero tan
harto
de mí mismo
de mis peros
de mis multiples mismos
ensimimos ensimismados
las multiples bocas los multiples ojos los multiples dedos
que repiten y repiten
todo eso que yo no
todo eso que yo nunca
quieronoquieroquiero decir
que todo tiempo por mejor
aunque me fuercen
fue pasado
fue tiempo
fue mejor

(mañana es mejor)

sábado, diciembre 09, 2006

Lavado de Cara

Si, aprovechando las nuevas tecnologias que me Ofrece Blogger le di un lavado de cara a mi blog. Mas simple, mas blanco y rojo y con los links en orden.

Si alguno de uds tiene un blog LITERARIO que desee ser incluido en mis links, solo tiene que mensajearme por msn. Lo mismo si son dibujantes y se ofrecen a hacerme un titulo nuevo :(

Saludos!!

domingo, diciembre 03, 2006

(sin titulo)

I
Ellos.
(Yo, ustedes, vosotros)
Ellos
(Nosotros nunca)
Te miraban llover, letra a letra de naturaleza.
Calladitos pero contentos fingían escucharte alrededor del fuego. Y vos les dijiste, les juraste y les lloviste esa lluvia. Se sonrieron por compromiso, y miraron para otra parte, como siempre. Pero vos seguiste de pie ahí desconcertado, como un idiota.
Tonto. Deberías haberlo sabido. No podes ser tan inocente. Mejor por las dudas, desconfía. De todo y de todos, Porque en esta selva manda la ley del más sordo. Unpasodospasostrespasoscuatropasos. Rápidos, concisos. Pasos que nunca se detienen a escuchar la música, a leer las pintadas o mirar el cielo. Menos si es de noche y hace frío. Caminan por las calles rigurosos, de escrupuloso mutismo negro. Chocan, se contonean y se buscan, sin pensarlo, en abstracto. Una, mil, millones de veces por día, pero fugaces desvían la mirada, pretenden que nunca el encuentro.
Las causalidades emocionan en las películas y las novelas. Enternecen las postales y las leyendas de amor. Pero en la vida “real” de cada día, asustan. Tené miedo, de todo y de todos. Por las dudas, tené miedo.

II
27 agujas, una hoja en blanco y esta ventana tan inmóvil. Nadie más. En el final toda esta fiebre no es más que solo eso. Una maquina de escribir con teclas de alfiler, la sangre de los dedos sobre la página, la maquina, la sangre, los dedos, la pagina. Mentira.
Respiro, Escribo, Deliro, Miento. No me crean. Cuando escribo, miento. Reconstruyo con mentiras ese espacio y ese tiempo que quisiera. Le miento al que me lee, al que me escribe y al que me hace. Miento ¿luego existo?
Pero pienso dejar de mentirme algún día. Y Ese día, el sol se va a caer muy fuerte contra el suelo. Y nadie (créanme) va a estar ahí para ayudarme con los pedazos

III

Oscura. La selva está inquieta y oscura, Un enjambre de ojos brillantes y amarillos de pantera asesina acechan. Observan, calculan, exigen amenazantes. ¡Que la afonía se prolongue hasta después del crepúsculo!
Nace en el pecho el calor de la imposibilidad, las ganas de que en la garganta se esclarezca una antitesis repentina, inescrupulosa de artífice. Entonces paso en falso. De nuevo atascado en el lugar común. Los círculos de papel, el humo, y el brillo ámbar terrible de esos ojos felinos que me reprochan esta alevosía. Bajo la cabeza y vuelco “El silencio también es quietud”. Hasta que me agarren ganas de cantar de nuevo. Cantando solo me hago daño a mi mismo. El atentado perfecto. Nadie podría culparme.

IV

Entonces entro al shopping, y me olvido de todo. De todos. Afuera hace frío, hace tiempo, y es de noche. La calle es como una jungla oscura pero yo ya no temo acá, detrás de estas paredes blancas y resplandecientes, al calor de esta noche de neones luminosos que encandila, pero ampara. La gente alrededor hace de cuenta que se escucha, que se entiende. ¡Que graciosos que son! Hablando todos al mismo tiempo en anagramas de bebé, riéndose con espasmo de la nada, de nadie. Pero yo me olvido de todo acá. Del frío, de la calle, de la noche, de esos ojos amarillos tan furtivos y del tiempo. Hasta de respirar me olvido. Eso es lo único peligroso de los shoppings, uno se olvida hasta de respirar. A veces alguien te hace acordar pero es tan raro…
La gente también suele olvidarse de la gente y casi nunca se acuerda. Por eso el piso esta lleno de cuerpos y de asfixia. Y como mejor prevenir que curar (tener miedo, por las dudas tener miedo), siempre llevo atado al dedo un cordoncito rojo. Para acordarme. De respirar, y de la gente, y de la calle, y del tiempo, y de todo y de todos. No sea cosa que me muera en un shopping y nunca nadie me encuentre.
No sea cosa que nadie me encuentre nunca.
No sea cosa que nadie
No sea cosa que nunca
No sea cosa que nunca nadie.
No sea cosa que nadie nunca
No sea cosa

(no sea cosa)

V

Pero no cantar como en susurros. Como si no quisiera, como si le tuviera aprensión al canto. Cantar como efervescencia de mar en los labios, como grito ineludible en cada estrofa.
Cantar para que todos me escuchen y me sepan. Y se rían o se enojen, y después de ese instante la nada de nuevo. Pero después, ¿Que importancia tiene el después? Lo que importa es el ahora, el canto que como arena se escurre entre las manos. El amor parece eterno mientras dura. Lo demás ni siquiera eso.
Y yo salgo a la calle y canto, y me sigo olvidando de todo. De la calle, del miedo y de los ojos amarillos. Del amor, del canto y del olvido, porque sino ya no canto, me quedo mudo, de la rabia de saber que cantando, no cambio nada. Por eso lloro cuando no canto. Porque el silencio también es quietud, y a mi me queda más linda la enajenación que el mutismo. No pretendo, ni ignoro, me invento. Porque soy lo que canto y porque canto lo que soy, hasta que ya no cante. O ya no sea. Que no es lo mismo, aunque eso me gusta creer.

VI

Por eso el río. Secreto y turbio este río. Que esta muy sucio y huele a podrido, pero yo me tiro igual. A ver si de tanto veneno por los poros, el pez agrio de un horizonte nuevo, la espuma escarlata de un corazón distinto, florecen por mi boca. Por eso vos también. Tirate. Pero no te dejes llevar. Tirate y nadá. Que la distancia sea barco pero que ya no vuelvas nunca. Después escribí. Escribíme. Y entonces nos decimos y nos amamos y nos morimos de la risa. Que el silencio también es quietud y el amor parece eterno mientras dura.

(Lo demás ni siquiera eso)

domingo, noviembre 19, 2006

La Moral del Rio

Puerto de Buenos Aires, John Adam Smith, 1834

Hola a todo el mundo! Aca enloquecido por los parciales y con un periodo de los que yo llamo "vacio creativo" me complazco en postear un viejo trabajo de hace un mes y algo mas que fue realizado en una "excursion" del taller al museo de Bellas Artes. Combinando un texto que nos repartio "la profe" con un cuadro a eleccion que sintieramos estuviera relacionado, teniamos que producir alguna otra cosa. Este poema fue el resultado de mezclar "Amor" de Clarice Lispector con "Puerto de Buenos Aires"de John Adam Smith, el primer cuadro que vi al entrar a la sala Jajaja :)

Espero que les guste.

La Moral del Río

Es un rojo que no llora
este rojo
es el naranja y el amarillo plomizos
es el fuego y es el juego
de las tardes diáfanas
de esta orilla de fango
de arrabalito descalzo
toda esa brisa perfumada
de transpiración tibia
dulce
como agua como jugo
sin carozo sin espina
todo esta sangre deliciosa
-de las vacas-
y de los hombres con ojos
-como de vaca-
desmayada
de bosta y de sol
pringosa endeble
podredumbre
el aroma dulzón casi púrpura
los mil ojos que contemplan absortos
morir
el vuelo lujoso de los bichos

el hambre de este río es toda esa sangre
que fluye
la moral de los jardines siempre es de lo más convincente
la muerte nunca
es como nosotros la pensábamos
(pero siempre es muerte)
y la gente que yo conozco nada sabe de moral
y lo poco que siempre creen
se lo olvidan
a la hora sublime del estío
y el mate
y los bizcochitos

es un rojo enfermo
pálido y sabroso el rojo de este río
de cuerpos calcinados
empalagoso y amargo como pulpa
se deshace
como enjambre enardecido de fantasmas
como ceniza
de los parques de otros veranos
como la brisa verde moca
la insinuación de los juncos
los peces y las flores
la arcada la inanición la muerte
es que nunca nada es como lo pensamos
como lo padecimos
como lo cantamos
la moral sin moral de los jardines
siempre
nosotros el asco
y ellos los ciegos.





sábado, noviembre 04, 2006

ilusions

Previa ferviente recomendacion de la peli "De sombras y niebla" de Woody Allen en la cual esta inspirada en gran parte este poema, los dejo con uno de los textos de un intento de "serie" en la que estoy trabajando. Un saludo!!

ilusions


algunos días me río
púrpura como sal
me río
intento siento respiro
miento
ME miento
el viento en la cara late
en los ojos en el pelo en la piel en la cara
me late
sin culpa ni disculpa ni motivo que me valga
respiro
life is miss and hit
life is miss
and hit
and miss
life is
life
y mientras
tanto
¡puta que vale la pena estar!

pero otros días se me van
como arena entre las manos
se me van
con cada palabra que escribo
se me van
y Yo me voy
de mi
y vuelvo a mirar pero ya no estoy
con lo que escribo ya me fui
y lo que yace sobre el papel
como gota como charco
es solo algo que se insinúa memoria
y el espejismo que se delinea en el vaho del café
en cada taza
es solo espejismo
y cuando vuelvo a mirar
ya se fue
se me fue
y no vuelve

porque aunque no lo parezca
a un millón de años luz de distancia
las estrellas ya no brillan
como puntos negros
ya no brillan
pero yo no tengo un millón de años
-ni un millón de luces tampoco-
para esperar
para volver la vista y ya no verlas
también yo en un millón de años luz me apago hacia la nada
y por la ventana
de sombras y niebla la vista en el cielo
alguien en esta ciudad anochecida
me mira brillar pero no sabe que yo ya no
no sabe que yo
ya no
que yo ya no
nunca

-le dijo el clown al mago-
everybody love your ilusions!
love them?
-le contesto sonriente el prestidigitador-
like the air they breath
like the air
like their breath

they need them.

domingo, octubre 22, 2006

Que sea un juego

bueno
ahora me toca...
(y que sea un juego)

sin reglas, puro azar
tan impredecible absurdo
como un circo
los magos los acrobatas los clowns
mueven los hilos
despacio
mueven los hilos
balanceandome al filo del peligro
veo mi cuerpo caer
y al golpear
la mortaja
hedionda de sangre pringosa
abrir lentamente los ojos
e incorporarse de un salto
y bailar
como si nada
bailar
sin desdoblamiento ni dolor en la carne
como si nada
las rodillas encostradas y los dientes rotos
como un nene
este tobogan que anticipa tanto menos de lo que lastima al fin
como si todo fuese un juego nada mas
un simple juego
si en el final
las lagrimas de dicha y de tristeza
son lo mismo
pero al reves
novivasnovivasnovivasnovivas

reí.

martes, octubre 10, 2006

Mas alla del destino

Hace mucho que no pongo una cancion. Esta es una medianamente nueva, espero que les guste, sus comentarios son mas que bienvenidos :) Saludos!!

Mas allá del destino

Su sombra que se fue una tarde oscura
sin decir adios
Los versos que de mi una vez zarparon
para ser cancion

Cada sueño que no fue momento
Cada vez que jure ver caer su cuerpo
y desvanecerse
en el viento

Las calles de esta ciudad de ceniza
muerta y sin color
Su nombre escrito en tiza en las paredes
de mi habitacion

Cada adios y cada anhelo
Cada duro golpe contra el suelo cada espina
cada vuelo


Y con el pasado distancia
Embriagandome en la fragancia
de cada aspera gota de lluvia
del ayer

Y en el presente un suspiro
Al saber por fin que respiro
Y que esa nostalgia era solo otra forma más
de crecer

Si cada carcel fue solo un invento
Si no puedo sangrar por mas que lo intento
Voy buscando una salida
Voy haciendo un fuego nuevo cada dia

Y si al final todo el dolor fue falso
Si el mundo no me deja pelear por cambiarlo
Voy queriendo ser mi motivo
Aprendiendo a ver mas alla del destino
Que yo elegi

Cuantas las palabras los insomnios para quedarme acá
En la hoja en blanco de otra historia
siempre a punto de empezar

Rios salados por mis ojos
Lugares imposibles, un cielo rojo y la plaza
que se vuelve niebla


Y una brisa sopla el pelo
Sobre su piel el veneno
Y El hielo, y el pecho y la fiebre
y mi almohada, vomitando arena

Y una guitarra desierta
Canciones sin tonos ni letra
Y una voz hueca que busca y que quiere
sin poder decir

Si cada carcel fue solo un invento
Si no puedo sangrar por mas que lo intento
Voy buscando una salida
Voy haciendo un fuego nuevo cada dia

Y si al final todo el dolor fue falso
Si el mundo no me deja pelear por cambiarlo
Voy queriendo ser mi motivo
Aprendiendo a ver mas alla del destino
Que yo elegi, Ya no puedo vivir asi
Lejos el horizonte, atras, ni se ve
Ya no hay muertos, ya no hay lirios

viernes, septiembre 22, 2006

Entre el espanto y la locura

I

Yo los veo, y ellos me ven. De a cada uno y uno de a cada, se eclipsan, tantos miles que me paladean por un instante y me suspenden en sus retinas solo por un colgajo blancuzco, tan delgado, tan desmoronable.
Luego parpadeo, luego sangre y tripas y un cuerpo que se consume y vidrios rotos. De pronto soy la nada, el aire blanco, vacío en sus inconcientes. ¿En que habrán pensando por ese momento solo? ¿Creerán que soy un loco, un pelotudo metafísico un me-hago-el-que-escribe yo y este cuaderno (introspección redentora) en mi regazo y la birome que vuela a ras del blanco hacia ningún punto? Yo los veo y ellos me ven, pero detrás de cada cáscara se esconden los fantasmas, las postales más secretas, miserables mas humanas ¿Cuántas carcajadas siniestras se habrán esbozado en sus semblantes mudas? ¿Cuantas veces se habrán aferrado en sueños Demenciales, al rostro, el sexo, el aura misma de una diosa infante?
Lugar común otra vez.
La ventana, el túnel, la luz de la estación que nunca es destino, los auriculares blindados, la hipnosis, el estremecimiento de lo cotidiano por exceso. El insomnio y la costumbre repetidos. “Me contaron que bajo el asfalto existe un mundo” Dicen que dicen que andan diciendo. Voces y Ojos, Manos y Cuerpos, en carne viva. Se buscan se encuentran, se vomitan mutuamente en un asco febril. Se desandan, se tocan y se chupan con locura en espejos de colores, en un cuartucho de hotel inventado, en un parque invernal hasta que la noche y el ruido, hasta que Buenos Aires, y el frío y las ganas del hogar ignoto. Y así se van, perdiendo entre los cables y los puentes, confusos y sombríos. Intentando, inventando, resurgiendo. “Life is hit and miss” ¿O no? Al fin y al cabo de una forma u otra o ninguna, ellos son, e inducen, a ser, a no ser (Ellos u otros cualquiera eh) ¿Y Cuantos además se hundirían a diario también, por el sádico placer de verse desde afuera desganados, en la mierda mas profunda de ser casi nadie, ensayando para no creerse, entre el espanto y la locura…?
El odio
.

II

Como aquel vendedor de flores (por ejemplo) Que me mira, me busca, y me llama casi impercepttible, como por telepática resonancia. Lenguaje epidérmico, me encuentra al fin en los ojos vacíos
Inconsciente satisfacción de aquel que nunca, me sonríe y me enseña en una maceta de prisa y arcilla taciturna una flor. Casi viva, pero tan casi muerta. Y es esa patética agonía un mínimo tan mínimo de vida, de belleza mutilada. Como aquella muerte en los ojos de aquel vendedor, como el cielo plomizo de la ciudad y sus palomas espectrales. Le digo que no(que no nunca tengo monedas ni bolsillos) que no(que ya me bajo, aunque no se si eso es realmente cierto) que no(porque el papel me exige el color de lo que pasa) que no(porque la flor esta muerta y yo ya no guardo en mí, jardines de piedra donde inhumarla) Que no gracias(nunca me cayeron bien las flores). Cierro la mirada, un parpadeo y es pasado. Su sangre me mancha un poco mas las pestañas pero no importa. No hay espacio para que importe.
Fin del recorrido. Camino hacia la puerta y los miro como por última vez. En la estación una chica se corta la garganta raspando una vieja guitarra. Parpadeo esa música naranja y verde ese litoral de cemento y humo, y me siento libre de nuevo, por un rato. Como quien golpea al espejo, y con las manos empanadas en rojo escribe, el punto final de otro capitulo diario, en las paredes del cuarto, en las ventanas del colectivo imaginario entre los pies cansados y los periodicos viejos de mañana, por la tarde.

viernes, septiembre 08, 2006

Amor se llama el juego

Ey! Lo logre gente, soy famoso, sali en la parte de weblogs de clarin!!:

http://weblogs.clarin.com/weblogs/


Asi que como va a haber miles de visitantes inesperados, mejor actualizo y hago buena letra, con este poema inspirado en sendas canciones de los flacos Joaquin Sabina y Spinetta... espero que les guste!!!

["el agua apaga el fuego y al ardor los años"
Joaquin Sabina]
amor se llama el juego
ciego
capricho de nene
noquieronoquieronoquiero
el estremecedor atajo de la lluvia
antes de tu mano, despues de tu boca

yo quería soñar que te sueño soñando
y despertarme y que sea lunes
y que sea enero
y no abrir mis ojos en el vacio de los tuyos
en la profundidad de esa mirada adormecida

que duelan tus caricias de terciopelo
agudo
quiero sentir la insicion
aunque los ojos cerrados
y acordarme de tu voz en cada afonía
sobre el papel cómplice
en cada trazo de tu cara en cada nota
de tu canción.

la magia de los relojes
es que de verdad nos creamos todo eso
de que el tiempo si fluye
desde el canto de la arena
dejarme atrás es mucho mas
que maldecir la infancia
los dientes apretados y un dibujo
sin colores
reinventarme
en cada motivo
con cada pulso
el misterio
es llevarse todavía
más alla del tacto
y apalabrarse con cada movimiento
descreer de las agujas
y la sangre
la vida profunda
el mundo que supimos desde siempre
la desobediencia mas difícil
despacio

todos podemos ser la luna.

miércoles, agosto 30, 2006

Suposiciones

Supongamos por un momento, que te quedás sin palabras. Tu lengua, tus dedos están tan secos como lo más profundo de vos, seco como un desierto de agujas, como un mar de yeso. No hay perro nocturno, ni calle, ni luna que te lloren. Querés decir, sabés decir, y lo intentás hasta el cansancio, pero si nadie está alrededor para escuchar al árbol que se cae ¿Cómo hacer de cuenta que el sonido existe sin enloquecer de improviso?
Profundicemos el asunto todavía otro poco y supongamos de nuevo, que esas palabras que tanto te hacían falta nunca las tuviste. Las quisiste, las soñaste, intentaste inventarlas, las perdiste sin haberlas encontrado siquiera. Letra a letra las viste deshacerse en vuelos, tan altas, tan fugaces, tan semejantes a la nada, que las dejaste ser.
Más absurdo todavía, por un momento intenta imaginar nunca poder hallarlas. O quizás si te resulta demasiado, que al encontrarlas al fin moribundas en algún rincón olvidado de tu cabeza, cubiertas de polvo y sangre, los instantes se te escurren entre las manos como si intentaras detener la lluvia, cuando decir la misma sensación color ópalo de tantas formas sutilmente diferentes se vuelve crudo, e indistinto. Tanto te da igual el viento marino que el humo de un cigarro, el ruido blanco que la tele murmurando porque sí, el piso del baño que una cama taciturna que espera y desespera en vano.
Sigamos suponiendo y digamos que esas causas que juntos (supuestamente) estábamos buscando en verdad no existen. Imagináte de pronto en este encierro de cajita china, preguntando porqué-porqué a las paredes sin que estas parezcan escucharte. Entonces de repente se desvanecen, todas. Se convierten en espejos, viejos, manchados por el oxido y corroídos por el tiempo y la sal. “Que irónico” pensás mirando a la extraña figura en el reflejo, vos sos tu propia cárcel y a la vez tu ultima salida. Se que no tiene el mas mínimo sentido, pero acordate, estamos suponiéndolo nada mas.
Una última suposición te pido. Supongamos que todo lo antedicho es indiscutidamente cierto. Por un segundo, intentá pensarlo como verdadero, como irreversible y puro. Por un segundo pensáte atrapada sin salida, para siempre. Que todo tu pensamiento se concentre en esas paredes de metal frío, que se cierran cada vez más y más sobre vos. Sentidas crujir hasta dejarnos sin aire, hasta que no queda espacio entre nosotros, hasta que encierro y ausencia se vuelven un mismo estremecimiento para los dos. Durante un breve instante tan efímero como lo que dura en desplomarse un abrazo, un beso, una caricia, supongamos que estas acá, que entraste como por arte de magia y tragaste con una sonrisa sarcástica esa llave que no existe, y que te veo y me miras y de pronto porque si, nos caemos del otro lado de aquellos cristales estropeados, lejos muy lejos. Y que nos sumergimos juntos, hasta desvanecernos en la oscuridad de un único cuerpo, impreciso, de una única boca que busca, que encuentra y que vuelve a perderse por el mero placer de hallarse de nuevo en aquella postal tantas veces desprendida. Entonces las palabras, las causas y hasta los instantes sobran, son infinitos, hasta prescindibles. Entonces el encierro se vuelve un mito y de aquellos antiguos espejos demacrados y siniestros, solo la paz de tu presencia transparente
Ya esta. Podes si así querés abrir los ojos, respirar profundo y volver a mirar a tu alrededor. ¿Lo ves? Todo sigue donde su sitio. No hay paredes de caja china que te estrujan, ni encierro hasta la asfixia inconciente ni espejos salpicados por la herrumbre que se desmoronan porque si, ni siquiera aquellos encuentros efímeros en la oscuridad de aquel punto imposible. La ciudad sigue con su ritmo miope de cada día, y vos indiferente, le seguís el juego.
Ya está, ya no hace falta que me escuches, de verdad. De todas formas no pretendo ni podría pretender jamás que me creyeras, que pasaras de la estricta suposición, el mero ponerse-en-los-zapatos. Solo que por un segundo intentáramos pensar que fue real, que cerráramos los ojos los dos y lo supusiéramos juntos. Supongamos nada más, simplemente supongamos.

lunes, agosto 07, 2006

El proximo silencio

Dijo alguna vez Clarice Lispector que la Literatura es el arte de atrapar los instantes, y desde que la lei , esa frase se convirtio en una especie de mandamiento para mi. Este poema, es solo otro de esos instantes atrapado entre palabras, o quizas, las mismas palabras de siempre atrapadas tan recurrentemente en el instante mismo. Da igual. Abrazos y galletitas y nos vemos en el proximo posteo

El próximo silencio

Contra el enrejado de cielo y humo
gris parpadeo el sol
blanco desvanecerse
como nunca, como siempre
despacio hasta que la
asfixia
gota a gota del asfalto
en el repique triste de tus ojos
de tormenta, aquel instante
impreciso en que las horas
estallan en el vientre
PAF

Estruendo sonoro pero intangible
a la piel tersa y los latidos
que como agujas tantas veces
imprecisas caen
como la lluvia
nueva

sobre mí.


y las palabras que apresuran
esta vez a desasirse
de aquel tan suyo presagio
antropológico, tartamudo
antes de que
en un simple parpadeo
se estrangule con la sangre
profunda de las heridas
viejas
antes de que
en un suspiro conspicuo
se me acabe la hoja

Y en el aire que se vuelve
un laberinto de atajos inciertos
desde ningún sito, hacia ningún sitio
donde las palabras se apelmazan
entre hiedra y letanía
como yo que me voy
perdiendo lenta (muy lejanamente)
del hueco, del vacío, de las espinas
en mi
pecho acostumbrado
a la niebla de las despedidas.

pero tan al tacto
incipiente de tu mar
que esta vez si
y de un futuro en negativos
sin horizonte
ni arena muda
en negativos
sobre esta tumba india
que con el polvo
y la piel escrita no quiero
inclinar ya la memoria
para adivinar siquiera
que en el próximo silencio
me envuelve y me lleva
para siempre el oleaje
infranqueable de tus brazos
de duermevela y salitre
entre las ultimas luces

tardías del crepúsculo
y el primer abrazo apático
de la marea en tus pupilas

miércoles, julio 19, 2006

(sin titulo)

Nacer se nace solo
es un fugaz parpadeo ¡No duele te lo juro!
y luego, a Descubrirse de a poco
Decirse a uno mismo con las palabras más propias
en un idioma imaginario
Venir, Llegar, Estar, Quedar
Ser
una silueta burlona que ríe
y nos duplica simétrica
en el cristal de nuestras pupilas
Saberse impar, y a la vez efervescente
Perderse con gracia, en la inmensidad de uno mismo.

Andar siempre de a muy poco
Persiguiendo incansablemente al instinto
Seguir, Tantear, Probar, Fallar
Crecer.
el aro de fuego que nos obligan a cruzar
“¡Salta!” “¡Salta!”
la arena, los payasos, los acróbatas
“¡Se va el circo! ¡Se va!”“¡Decile chau!”.
¡Chausefue!
y ya no vuelve.

Entonces Rotar el cuello, Pasar la página
Volver la vista atrás por un efímero instante traidor
Caer, Golpear, Perder, Olvidar
Sufrir
el pasado si existe
pero vos siempre te pensás igual, nunca disímil
como arrastrado por una nube de tiza
que te huracana e indefine
siempre

Saberte despoblado un día cualquiera
sobre el cuerpo, una piel de trapos ignotos
Deber, Desear, Buscar, Perder
Sentir
ellos te miraban llover, desde el fulgor de sus hogueras
en los pasillos de su laberinto de voces
entramados, inexpugnables
los unos en los otros,
quisiste aproximarte furtivo
Girando y Girando torpe
dando vueltas alrededor de esa espalda inmóvil, de una sola cara opaca
un pilar blanquecino e infranqueable
cruelmente tan insípido tan sordo
cruelmente tan pared.


Y entonces Dejarte atrás para seguir
el alma despellejada en mil pedazos y vos como si nada
como si nada
Cambiar, Actuar, Pretender, Simular
Fingir
y debajo de la cáscara
te come la noche
porque Entre ese YO-soy antropológico
y el Yo-DEBERÍA de luces y artificios
no hay nada
el yo-NADA
ni una gota de vos
de cada mismo que no
Pertenecer
y nada, absolutamente nada más
Contemplarte impotente desde afuera
desde arriba desde afuera
Desvivir, Desandar, Desdecir, Desprender
te
y Flotar
inmóvil tu esqueleto
en un charco in-mundo y pequeño
Desistir
y Dejarte-ser por la corriente
que te huracana e indefine
siempre

jueves, junio 29, 2006

Unisono

Que loco , de donde va uno a sacar ideas para escribir muchas veces. Inspirado en el nick de una gran amiga y excelente poeta Kn, a quien le mando un gran beso y le dedico estas pocas lineas. Por otra parte, la segunda frase inspiradora de este poema fue una que encontre en "Rayuela" abriendo sus paginas al azar , gracias de nuevo Julio, volviste a salvarme.

Unisono

En el unisono perfecto
vos y yo y esto que late
la armonia gris de lo estatico
por lo temeroso, lo sojuzgado
diez mil y una voces duplicadas
diez mil gargantas maniatadas en un firme nudo
¿Que es lo que las sepulta en el olvido?
¿Quien maneja esos piolines suyos de seda diafana?
Marionetas de carton, Espantapajaros de lata
pupilas de vidrio opaco, y aunque te veo no voy
mejor me escondo astutamente acá detras de mis imposibles
porque en tus brazos lo presiento
en el silenco hostil de tu boca
que no dice,que no juega
que no nace
ese camino
desde Vos hacia Mi,
y desde Mi hacia Vos

Y que no hay peor nostalgia que vivir añorando lo que nunca jamas
lo que nunca jamas Ayer, lo que nunca jamas Mañana
el quecuandodonde de cada dia
las ganas de perderme entre las sabanas solitarias
los parpados que se desploman
¡Pero esa apenas-luz que se filtra en los huecos de las persianas!
¿Y? ¿Que si ese final de tunel no es mas que una leyenda?
porque sino uno llega y pasa de largo como si nada
cuando cada instante se escurre ineludiblemente
y el sueño se transforma en locura
en la fantasia idiota del idiota que ya no duerme nunca
esperando un mañana que no viene
ni Hoy
ni Mañana
ni Nunca

Los recuerdos uno por uno
como paginas
arrancadas
con doloroso deleite
hasta que salirse de uno
la piel asqueada pero intacta
los ojos inyectados en sangre
los labios lacrados que no pueden
La Respuesta sin augurios ni espejismos por antonomasia
El Desesperar vano
del papel vacio color deja vu
del amor anestesiado en la punta de la lengua
pero El Cafe, como cada dia que pasa
como la rabia mas desenfrenada, la paciencia mas sutil
sobre la mesa matinal espera
se evapora
se endurece
se impacienta
¡Pero vos, Pero Yo, Pero El Sol que no!
Pero Espera
Pero Sigue

viernes, junio 16, 2006

Manchas en el Alma

¿Todo llega no? Hace rato que queria componer algo como este tema. Me encanta estoy muy contento con el y prometo un audio del tema en su version Unplugged o similar :)

Espero que les guste y sepan disculpar la falta de actualizacion que sufre el blog, me encuentro en otro de mis periodos de anclaje creativo y emocional y ademas la rutina no me da respiro. Un abrazo de blogger a lector y nos vemos en el proximo post lo mas pronto que pueda

Manchas en el Alma

Detrás del terciopelo negro
los telones de mi piel

Mas profundo, mas adentro
Donde nadie alcanza a ver

Hay un mar de ilusiones que se extingue en arena y viento
Que se agota en sal que se seca en un desierto que me encierra y me pierde y
Fotos grises, espejos estrellados
Sangre que brota en mis ojos y en la mesa impaciente el café

Viejos fantasmas
que olvide dejar atrás

Puertas que se cierran
siempre que vuelvo a intentar

Calles que me susurran al oído , las mismas historias
Trenes que, descarrilan sin sentido, sin conciencia o memoria
Días fríos, Estrofas todas rotas
Partes, trozos, gotas de mi ser y mi propia esencia

Manchas en el alma
Cuentos truncos, sombras mudas de papel, muñecos de lata
Solo y perdido, me han vencido
Cartas selladas de un juego que nunca aprendí a jugar
Me resigno a esperar, un mañana nuevo, Una y otra vez

Nada que me digas en suspiros Me rescatará
Hoy que caigo sin volverme ruido, furia o resplandor
Cada instante que se aleja
Cada sol del ayer que se desvanece

Manchas en el alma
Cuentos truncos
Sombras mudas De papel
Muñecos de lata
Solo y perdido, me han vencido
Cartas selladas de un juego que nunca aprendí a jugar
Me resigno a esperar, un mañana nuevo, Una y otra vez

martes, mayo 30, 2006

Radiografia

Un sol eliptico y magenta, que reposa sobre mi, en el cielo gris con cruel indiferencia. Cerrándose sobre el poco a poco, un manto de nubes mugrientas se esparce con malicia inentendible. Una lumbre tenue, rosa y azul, atraviesa esta humareda negrusca con una fogosidad deprimente, que ante mis ojos todavía perezosos e incrédulos revela el alrededor todo, como una radiografía, inmensa y opaca radiografia. Aun hoy cuesta cierto trabajo despertar de aquel momento desde el cual ante mis ojos, todo el alrededor se decoloró tan superlativamente, que en mis pensamientos y confrontaciones internas mas recónditas, dejé de llamar a las cosas por su nombre verdadero.
Sigilosa, la mañana calla, expectante. No sobrevuela en este ambiente neblinoso el perfume de la lluvia nueva o la tierra húmeda. Solo una fragancia irritante a ese típico polvo añejo tan docto en estornudos y lagrimeos alérgicos, formando medanos y pequeños montículos de profundidad aerea.
En este pastizal yermo y ceniciento, el suelo es de cal y la hierba que lo alfombra de huesos en astilla. Las flores son solo su tallo moribundo, y de árboles de colores alguna vez vivos solo persisten sus esqueletos enramados.
Y atravesando de horizonte a horizonte la pradera, un rio, un pantano torrentoso y sanguinolento al cual los diminutos fósiles de peces extintos se entregan ciegamente entre pequeños saltos frenéticos a la superficie.

Y yo me veo reflejado en las ondulaciones de esas aguas turbulentas

Yo, blanco y negro versus yo azulgranate.
Yo escuálido y cadavérico, rosado y azul difusos disolviéndose en las pupilas.
Yo Anterior e inmediato, de repente sumergidos en un solo cuerpo que se asfixia, que se sofoca bajo esa acuosidad irrespirable, el presentepasadofuturo que no se desmenuza siquiera en una sola hilacha. Como una gran cinta aterciopelada, perfecta y cruelmente tensa.

Y entonces ya no queda en mí ni una gota de brisa , solo tormentas eléctricas, huracanes de fuego.
Y ni siquiera el eco de una voz transparente en el aire, solo timidos y espectracales susurros al oido
Y ya nunca mas rastro siqueiera, de aquellas viejas sombras corriendo misteriosas bajo la noche estrellada, solo esqueletos inhertes que se abrazan aplastados por una colina de escombros
Y de aquel sol primitivo y su fulgor ámbar incandescente, solo una llama violácea que se extingue, como una pequeña vela en un cuarto sin ventanas.

Y entonces otro instante que me desvanece
y yo
de nuevo en mi,
De pie y con la vista seca perdiéndose en el camino. Condenado a internarme a cada paso sin huella en este desierto de despojos, este paisaje desolador de aguas antaño azules, de tierras alguna vez negras y húmedas, con olor a lluvia nueva, de pastos naranja y verde y cielo amarillos y sombras bajo los arboles, hoy invadidas por hordas de fantasmas desalmados, sin destino ni causa. Avanzando junto a ellos enajenado de mis pasos, como si mañana-siempre-mañana, viniera un viento nuevo a devolverme la respuesta, a mi eterno mensaje de la botella, aquel en el que pregunto al mundo en cada hálito caprichoso


¿Cuando se encenderán nuevamente el sol lavanda, las estrellas secas?
¿Cuando lo gris volverá a su verde primitivo de aquellos días a cada momento mas lejanos?
¿Cuando lo muerto volverá a la vida aunque mas no sea por un pálido e ilusorio lapso?

¿Cuando dejare que se vayan los recuerdos, sin temor a la nostalgia?
¿Cuando el último adiós será realmente el último?
¿Cuando podré finalmente liberarme de ese instante efervescente como una tenaza oprimiendo los sentidos?

¿Cuándo dejaré de percibir el alrededor todo, como en una opaca radiografía?
¿ Cando volveré a sentir, atravesando como cuchillo el entramado mismo de este universo , hacia la cara exterior de esta realidad medular?

¿Existirá ese otro perfil, o será solo un recuerdo que inventé, una alusinación producto de la necesaria ceguera de estar vivo?

¿Cuando volverán a ser

los ojos hacia afuera,
Los parpados bien abiertos
la vista perdiendose hacia adelante, fuera de mi?

martes, mayo 16, 2006

Entre la gente

Entre la gente
yo
una acrobacia de luz
Esbozada
intentando renegar
Este laberinto de cuerpos
Y El asco, El vertigo
A levantar la frente
El olvido Una sombra con sombrero que se posa
que se pasea envuelta en paralisis
Su mano Me toma
Me oprime
Me flagela
Me desintegra
Su mano Me desenvuelve
Me arroja
Me desprotege
Me excomulga de su tacto.

Una alfombra de hojas amarillas bajo mis pasos
Pedacitos de mi
Que se marchitan
Y se hacen eco
Son añicos en las ventanas
que no estallan
Son esquirlas en los parpados
que no llueven
Son las siluetas de las casas taciturnas
que se desmenuzan en sombras
Son la lengua que se hace mil nudos en la garganta seca
Son las pupilas enjugadas y la mirada perdida entre el gentio
y vos
yo
gente
Maraña
de brazos
piernas
espaldas
Apretujandome la piel reseca, el cuerpo rendido al oleaje
Y desde la tierra Mas alla de toda esta marea
mas y mas tierra
¿y aun mas alla todavia?
Solo marea
mas y mas marea
Y Entre toda esta gente que se hace ovillo
nada, nadie
Vos sola, yo solo
soloyosoloyosoloyosolo
yo
soloyosoloyosoloyosolo
SOLO

y en mar añado

viernes, abril 21, 2006

Relato de un dia gris

Relato de un día Gris


Abrió los ojos como otra mañana cualquiera, como cualquier día normal, enfrentando sus pupilas a los primeros rayos de sol que tímidamente se asomaban por la ventana. Aunque claro, ese no era cualquier otro dia, y lo sabia de sobremanera.
“Hoy por fin va a ser distinto”, pensó, tenía que ser distinto a aquella lejana vez anterior. Un cielo celeste, un sol naranja y una brisa leve que llevaba y traía las hojas por todo el ancho de la vereda. Pero no, ¡Cuan equivocado estaba! Pues luego de levantarse pesadamente, pudo observar a traves de la ventana el mismo cielo gris de aquel lejano día pasado, una densa capa degrade que ocultaba al sol con un ensañamiento incomprensible. No podía ser todavía mas igual
De todos modos y sobre todo luego de echarle un vistazo a su reloj (las 11:45) decidió que aquel era el momento justo para empezar, para volver a empezar aquel dia, el que con tanta ansiedad había aguardado, tachando los segundos, consumiendo instantes con el brillo indiferente en su mirada perdida, viviendo como si todo fuera un inmenso mientras tanto, hasta ese momento que llegaría inexorablemente, y que seria el tan ansiado punto de partida de todo lo que iba a venir despues
Termino de estirarse y se sumergió largo rato bajo la ducha, como si la ansiedad fuera escencia que se impregna en la piel.
Luego de vestirse, tomo el teléfono y la llamó a su casa como si fuera la primera vez que lo hacia, (Un tono, dos tonos, tres…)
Al oír su voz del otro lado del tubo, se sobresalto pero al mismo tiempo el tono de sus palabras lo llenaron de una paz y tranquilidad paradojicamente sobrecogedora.
- ¿A las 2? – Pregunto sin ocultar la impaciencia en su voz
- ¡A las 3! ¡Nos vemos! – Contesto efusivamente ella del otro lado del tubo
Almorzó con desgano, su estomago cerrado ardía con el vuelo de algo mas que las simples mariposas de las que todos hablan; gorriones, murcielagos , gaviotas, que mas daba. Los nervios lo consumían. La espera que cada vez se volvia en realidad mas pequeña y débil, se le figuraba crecientemente poderosa y atemorizante.

Solo tuvo que andar media cuadra hasta la esquina donde estaba la parada y la espera del colectivo que usualmente tanto lo impacientaba , fue demasiado infima comparada con esa otra insoportable que ya había soportado hasta ese día. “Ya está” se dijo, el momento había llegado y el tiempo no podía regresar hacia atrás. Esa era la unica certeza que lo reconfortaba aunque sea un poco y le hacia olvidar las amargas maquinaciones que venian creciendo en su interior y que resistía a aceptar como ciertas, hasta el ultimo momento. La esperanza era lo único que lo mantenía cuerdo.
Solo unos minutos, demasiado pocos, demasiado prescindibles, una calle, dos calles, (los pasajes no contaban , tampoco los callejones sin salida), solo dos cuadras mas después de la avenida, una luego de la vuelta a la esquina. Y ya, Ya había llegado a destino.
Se puso de pie, toco el timbre y se bajo. Camino como en el aire las poquísimas cuadras que separaban la parada, de la plaza en la que ella lo estaría esperando, o mejor dicho en la que el se sentaría a seguir esperándola, todavía, unos últimos instantes.
Saco de su mochila una libreta y comenzó su huida. El bolígrafo volaba dibujando universos nuevos en el papel blanco, construyendo los muros que lo protegerían del dolor, y una puerta abierta para un rapido escape
Entonces se apareció caminando lentamente, con un palido fulgor verde en sus ojos, de un tinte invernal, casi marino, con sus labios apagandose en rosa y el pelo despeinado y ralo.
Llevaba su pequeño morral y un vestido largo, caminaba siempre tranquila sin prisas. Se balanceaba despreocupada, con ese andar ligero suyo de siempre. Lo miro desde lo lejos y le sonrió esforzadamente, y al llegar se sentó a su lado y el, sintio que el tiempo se detenía de subito. A su alrededor lo veía todo borroso, la gente y la plaza seguían existiendo , pero ya en un plano paralelo.
La charla comenzó muy incomoda, y a medida que avanzaba se apoderaba de ella cada vez mas la confusión, hasta tornarse incomprensible e insolita. Las palabras se desencontraban como en un laberinto , evitando a toda costa el final irremediable
Entonces el no pudo contenerse mas, y espeto lo indiscutible, aquella espera, se había hecho demasiado larga. Ella asintió, y juntos lamentaron el paso del tiempo, las idas y venidas , las noches sin dormir.
Solo deseaba abrazarla muy fuerte y que esa larga espera acabara allí , para que lo que diera comienzo fuera otra cosa distinta, donde ya no viviera unicamente esperando que ese mañana llegase. Soñaba dejarse caer en sus brazos, refugiarse en ellos, al costado de todo, ajeno a ese dia gris en el que se encontraban ahora y que parecia no terminar nunca. Pero ella no pensaba lo mismo. Lenta y dolorosamente, sin suficiente valor como para acabar con ese universo atemporal elevado de todo, pronuncio timida una respuesta distinta, casi sin mover sus labios, sin decir palabra alguna. El la miraba incredulo, asustado , pero la amarga certeza del abrupto fin, se hundio como una espina en su pecho, endureciendo el compas de su latido. Se puso dificultosamente de pie, se le doblaban las piernas y todo su cuerpo pedía rendirse. Las formas y los rostros a su alrededor volvían a definirse , como una pelicula que vuelve lentamente a su foco. La abrazo con fuerza, como aferrandose de ella para no caer en el abismo, con un sentimiento profundo, intentando grabar su dolor en la piel de ella, intentando envenarla con su dolor, fundirse para siempre para que nunca pudieran separarse de nuevo. Pero ese último y desesperado intento era en vano y lo sabia, así que echo a andar y cuando volvio a mirar atrás ya no la vio mas, se habia esfumado sin dejar rastro. Y mientras andaba en direccion errante, comprendía que no quería ir a ningún sitio, que no podía ir a ningún sitio, que todos los lugares se le volvían lejanos, imposibles. Que el mismo era lejano e imposible. A cada paso sentía su piel, arrugarse sentía el corazón latirle con mas dificultad y los pulmones hincharse con menos brío, sentía como los huesos comenzaban a dolerle por algo mas que simple cansancio, ¿Cuánto tiempo había estado andando? No podía saberlo, pero todo se veía distinto, mas viejo y olvidado, cubierto de oxido y salpicado por el paso del tiempo. Y esa vuelta a la manzana pareció haber durado tanto, que mientras andaba estaba seguro de haber visto las hojas de los árboles caer y luego volver a nacer llenas de vida otra vez, para caer de nuevo, cien veces, mil veces.
Entonces llegó luego de su marcha errante al mismo lugar, pero ya no la encontró allí. La plaza se encontraba vacia y en absoluto silencio y al descubrir que ya nada tenia que hacer en ese paraje remoto y estremecedor, dio media vuelta y se encamino hacia la avenida. La calle se encontraba desierta y repleta de maniquíes que lo observaban con los ojos huecos y una sonrisa tonta . A lo lejos Del otro lado , vio venir al colectivo con su semblante fantasmal y al subir quedo bastante sorprendido al comprobar que estaba vacio por completo, a no ser por la siuleta taciturna del chofer que apenas si se fijo en el cuando hizo sonar el timbre a las pocas cuadras. Y entonces regreso. A las veredas de siempre que lo habian visto partir, esas que nunca le preguntarían porque, alli todo seguía como hace ¿días? ¿Horas? ¿Años? Y no importaba cuanto tiempo había perdido esperando, ni cuanto despidiendo el amargo final, al llegar a su hogar y desplomarse agotado con el peso de edades enteras sobre su espalda, comprendió con algo de instatisfaccion y algo de esperanza que al despertar a la mañana siguiente, la vida como cada vez, volvería a empezar de nuevo, casi todo de nuevo, y el no tenia mas remedio que seguir, siempre seguir, a pesar de que nunca brillara el amanecer y un manto de nubes grises siguiera opacando cada nuevo alba, a pesar de que cada dia era siempre algo parecido a despertar , y aquel viaje eterno hasta la plaza y la espera consumiendose entre ilusiones que se marchitan y universos de papel y boligrafo, y sus ojos que se nublan tormentosos al verla perdiendose entre las calles nuevamente, una y otra vez , para tener que regresar otra vez, solo para que todo vuelva a recomenzar de nuevo. Atrapado eternamente en aquel instante, en la evocacion irreal de aquel instante infinito, hasta el momento en que consiga finalmente escaparse por fin hacia otros tiempos nuevos , en la vigilia luego de aquel mal sueño o en algun sueño nuevo a continuacion de esa opaca vigilia. Pero hasta entonces ese espiral de fuego, esa premisa de seguir, eran lo unico verdadero. Y siempre ese despertar en falso, anhelando sus pupilas los rayos de una amanecer distinto al lejano anterior, un autentico dia-después de aquel dia gris perpetuo que se vuelve cada vez mas, una realidad infranqueable , hora tras hora. Dia tras Dia.

viernes, abril 14, 2006

Cuatro Espejos

La nueva letra de mi(por fin) nueva cancion... Como a veces es sentir que el peso de cietas responsabilidades me quiebra los huesos... Como a veces es sentir que todos los caminos me devuelven a mi mismo, y cuanto mas duro es no poder decirlo...


Cuatro Espejos

A veces cuando siento
Mi espalda debil y a punto de quebrar
Me pregunto mientras me interno entre esta nieble
¡Cuanto mas , cuanto mas !

Maldito sea el viento nuevo
que no llega para llevarse el temporal
Que Crueles quienes me miran indiferente
Estallando tras el cristal

Cuatro arcones Sepulcros y secretos
Cuatro pesos que hacen una carga
Imposible de llevar
Y un gran manantial de sangre, seco
En un Laberinto de voces sin eco
Y Sin pasión, no habra oportunidad , de escapar


Cuatro espejos
Enfrentandome a mi reflejo
como mi unico salvador
Y Como ver en sus ojos muertos
cada vez que los siento lejos un poco mas
una nueva luz


Notas solas que acompañan la agonia
En esta gris habitacion
Palmadas en mi espalda que consuelan
Pero no curan, cada nueva desilusion

Fuerzas para seguir todavia,
contra esta adversidad
Arrastrandome y arrastrandolos conmigo
Hacia ningun lugar

Cuatro arcones Sepulcros y secretos
Cuatro pesos que hacen a una carga
Imposible de llevar
Y un gran manantial de sangre seco
Un Laberinto de voces sin eco
Y Sin pasión, no habra oportunidad, de escapar

Cuatro espejos
Enfrentandome a mi reflejo
como la unica salvacion
Y Como ver en mis ojos muertos
cada vez que los siento lejos un poco mas
una nueva luz

domingo, abril 02, 2006

Hecho cenizas

Al saberme extinto te llame , entre las arboledas encendidas en mis ojos Cuando vi, En las ascuas espejadas, silenciosas testigos de un poderoso incendio anterior, mi propio reflejo calcinado, haciéndose ceniza, en un fuego abrasador que ardía y ardía hasta quemarme y quemarse en mi.

Entonces te hiciste ver casi de repente
Desmembrando…
Desandando…
Deshojando…
Días
¡Palabras!
¿Olvidos?
Llegaste enarbolada de sueños. Y en el diluvio reparador de tus lágrimas invisibles , creí ver el rostro fantasmal de tus pesadillas más recónditas. Entonces justo cuando,
Empezaba a encontrar nuevo refugio en el matiz tibio de tu presencia, tu luz enceguecedora me encandilo, emanaba de vos, como un sol azul
(Y el miedo de tocarte y que se haga llaga en mis dedos y aquellas quemaduras ya marcadas que están todavía tan a flor de piel
Demasiado latentes
Demasiado para que las ignores
Demasiado para que no las sienta parte de mi

Y entendí en un nuevo final que esta nueva y gigantesca fogata tras las apariencias engañosas(los ojos acristalados , las lentes, los ventanales, los caleidoscopios) no era más que Una pequeña candela, errática y ficticia. Y si en mi afán de terminar con este flagelo cíclico , habría de perderte, te perdería en una llama ultima, definitiva e intensa, solo para dejarte atrás por siempre, para dejarme atrás para siempre y no resurgir ya nunca otra vez de entre mis despojos solo para perderme de nuevo. Y así tanto mejor sería (¿Lo seria?)

Pero no, ya es tarde para luchar. Mis ojos refulgiendo en los tuyos, delatan este otro final

Que no quiero/Que si quiero/Que no quiero/Que si

Para esta historia.
Porque todas suelen terminar así, súbitamente, vertiginosas, no admiten pausas, mas temprano que tarde todas inventan su última viñeta,
Una palabra suspendida bajo la lengua
Una caricia que se desliza suavemente por la piel reseca hasta caer
Una instantánea difusa que es en si misma el recuerdo ultimo del desencanto
¿No tiene todo un sin sentido gigante?

Y no me digas nada ahora. Me lo estas diciendo CASI sin decírmelo
Que te siento/Que no te siento/Que te siento/Que no
Cada vez más distinto,
Cada vez más …distante
TENES RAZÓN
¡Me estoy apagando!
Me estoy (alejando)
(Me estoy)
Me...
SALVARME, SALVARME A TODA COSTA
Es en vano.

Intentando Percibir
(En su justa y estricta medida, en su mas delicada esencia)
LA distancia
A la que orbitar en tu alrededor para encontrar en tu calor un refugio , para no desfallecer congelado en esta gigantesca tundra y lo suficientemente lejano a la vez, para no consumirme en vos
Para no arder hasta
Derretirme
En tu llama espiralada

Y hacerme ceniza.
Ceniza que grita inmersa
ASFIXIADA, ¡AS-FI-XIADA!
En su propia oscuridad tacita ergo perpetúa
(Y en este jardín invernal)
Flores de hielo
Azul en mi piel gélida
Azul en mis labios muertos, sin los tuyos
Azul de una llama roja que se vuelve azul desde la médula
Hasta los vértices
Azul que lo consume en azul todo poco a poco
¿Y como habría de llover cristal allí en donde el mismo suelo que se pisa se mantiene bajo incendio perpetuo de una flama que nunca se apaga
En las huellas,
En la arena
En la memoria?
¿Y como nacer la ceniza, en este desierto glacial donde nunca ardería siquiera...?
Una pequeña brasa

viernes, marzo 24, 2006

Treinta años no son nada

Treinta años no son nada gente. Para los que piensen que el golpe es parte de la historia pasada, graben esa frase a fuego en sus mentes, en sus corazones. Hoy cumplimos 30 años del golpe , pero todavia ni un solo dia desde que las horribles consecuencias de este sobre nuestra sociedad se erradicaran, por la sencilla razon de que al contrario, solo han ido acentuandose con el tiempo
Los verdugos tomaron el poder de manera ilegitima. No fueron los primeros, y lamentablemente tampoco serian los ultimos. Nos Arrebataron la democracia, anularon el estado de derecho, hicieron de nuestro status juridico el equivalnete a una jungla. Le hablaron al pueblo de una reorganizacion nacional, de la lucha contra el terrorismo(¿Les suena?) y el exterminio impiadoso de la insurreccion. Pero en mente tenian un plan diferente: Erradicar a la clase social que pujaba por un cambio profundamente democratico de las instituciones. Nadie pensaba que podrian llegar tan lejos, peor lo hicieron. Y el pueblo en su mayoria les creyo su cuento de hadas, dragones y terroristas, y los dejaron hacer. Permanecieron quietecitos y a la espera de algo que no sabian que era, como siempre, porque son un pueblo tonto y mesianico. Les importo un comino nuestra querida y muy maltratada democracia, nuestras vapuleadas instituciones , nuestro estado agonico de derecho, porque como siempre, el ciudadano argentino no delega, prostituye sus derechos y deberes, y luego reclama cuando ya es demasiado tarde.
Y efectivamnte reorganizaron a la nacion. Exterminaron cruelmente a la juventud que quiso alzar la voz contra ese arrebato de injusticia, pero un exterminio cruel y desalmado, un exterminio fisico mediante un espeluznante mecanismo de una precision tan letal como el holocausto nazi y tambien psicologico, pues Reeducaron a la poblacion inculcando en el inconciente colectivo el miedo, el "no te metas", el "lo de afuera es mejor" , el "por algo sera" .
La cultura global daba sus primeros y tiernos pasitos de bebe monstruo y la sociedad con el estado de facto a la cabeza se inclinaba ante ella para besarle los pies. Decir lo que fuimos capaces de hacer despues seria caer en la groseria.
Cualquier minimo vestigio de desarrollo industrial propio fue brutalmente masacrado, la deuda externa se potencio astronomicamente cerrando para siempre un vinculo de vasallaje , dependencia y esclavitud para con el imperialismo extranjero.
La autonomia nacional fue bastardeada una y otra vez, los cerebros expulsados al exhilio y los cuerpos arrojados al rio, los hijos perdieron su derecho a la identidad, La identidad perdio el derecho a sus hijos.
Hoy treinta años despues, esta pais esta en ruinas todavia humeantes. Pero lejos de haber aprendido, el pueblo se esfuerza con un increible ahinco en repetir la historia tragica como farsa, en cada oportunidad que tiene para elegir su destino.
La democracia, la justicia, la ley y las instituciones le siguen importando muy poco y lejos de asumir su culpa y ponerse a ejercer con responsabilidad su deber ciudadano, sigue obsequiando gratuitamente sus derechos y (perdonen el termino groseo) CAGANDOSE en la democracia. Cuando ven la injusticia ajena espetan indiferetnes antes de darse vuelta y seguri hablando de futbol "Por algo sera" y cuando la injusticia les toca el bolsillo gritan "Que se vayan todos", como si sus dirigentes, no salieran de su propia sociedad, como si fueran marcianos o algo por el estilo y ellos estuvieran realmente dispuestos a ejercer el poder con justicia y dignidad, cuando ni siqueira estuvieron ahi cuando su deber ciudadano lo exigia.
Asi estamos , a treinta años del golpe, los golpes de estado no se han detenido. Se han vuelto mas sutiles, pero la gente anonima sigue muriendo cada dia.
Es duro, es duro despertar el 24 de marzo y pensar en todo lo que se estaba gestando y que la brutalidad de algunos y la indiferencia igualmente brutal y cobarde de otros pudo destruir. Es duro, porque cuesta aun mas construirlo todo de nuevo, tarea que de por si es como nadar contra corriente en una cascada. Pero no queda otra, no puedo vivir entre cadaveres y escombros pensando que sera para siempre. Algunos podran llamarme tonto, pero no puedo simplemente , no puedo. "Por algo sera" decia la gente de ese tiempo. "Por algo sera" entonces Argentina que hoy estas como estas, triste y convaleciente.

martes, marzo 21, 2006

El pastor de Sombras

Hola de nuevo lectores, en esta ocasion tengo para ustedes un texto muy interesante que estuve trabajando en el taller al que ya empece a ir y con el que estoy muy feliz y a gusto. Agradecimientos a los textos de Manuel(compañero de taller) y a Julia K. (jejej correcion debido a un pequeño malentendido :P ) que me sirvieron de inspiracion y me ayudaron a mejorarlo. Y a Karina por sus acertadas correciones :)

PD: Es la primera vez que hago agradecimientos, pero prefiero eso que un juicio por derechos de autor :)

Saludos y hasta la proxima entrega!

El pastor De Sombras

Andando entre los confines del infinito vá. Alto, siniestro, de porte espectral y misterioso, viste un remendado albornoz azul que le cubre todo el cuerpo, y oculta su rostro como un velo. Hay quienes dicen que sus facciones son de una belleza enloquecedora, con la piel oscura y pálida, con un color y texturas similares a las del cielo nocturno, y de ojos brillantes, como dos estrellas polares. Otros dicen que es aterradoramente horrible, cadavérico y con una ancha sonrisa macabra, con dos grandes llamas ardiendo en lugar de globos oculares, tan aterrador, que es capaz de paralizar de miedo a quien lo mire, sumiéndolo en un estado de perpetua petrificación, como quien enfrenta a la misma muerte a la cara y ya no puede salir nunca de esa visión tan tenebrosa.
Camina erguido y con paso zanquilargo, empuñando un ancho y nudoso bastón de madera, abriéndose paso entre tantos sitios que no alcanzaría ni la humanidad entera como testigo, a enumerarlos con suficiente precisión
Su siniestra presencia se pasea Entre calles, callejones y basurales de la ciudad marchita, por entre pastizales diáfanos y recónditas cuevas ocultas, a través de medanos y arenas de playa brillando a la luz de la luna.
Se infiltra en las habitaciones sin ventanas, debajo de los parpados bien cerrados, en lo más profundo de las almas heridas, en el costado más recóndito de los corazones que ya no tienen fuerzas para vislumbrar el mañana
Su paso nace allí, en el fondo de los pozos sin fondo en la entrada de los túneles sin salida, debajo de la tapa de mil cajas polvorientas y en el interior oscuro de todos y cada uno de los armarios sepulcralmente cerrados.
Su rebaño es inmenso, inconmensurable. Cuando se hallan bajo el ardiente sol, se deslizan sigilosas usurpando arbitrariamente los contornos y los pasos de cualquier objeto, persona o animal alrededor de donde se encuentren. Como siluetas deshilachadas, sin relieve, bidimensionales e impalpables, Se arrastran por el suelo aferrándose a un aleatorio andar incierto, hasta encontrar refugio en algún rincón olvidado, donde la penumbra lo abarque todo. Allí, a orillas de un caudal metafísico, tan calmo que parece revestido de terciopelo azul, se detienen a beber de sus aguas crepusculares, y una vez saciada su sed., reemprenden nuevamente su incansable marcha circular, eterna.
Otras veces, cuando la incandescencia amenaza con una extinción letal y espontánea, adoptan formas un tanto mas desesperadas, mucho más intangibles y peligrosas. Se cristianizan en angustia, en miedo, en dolor, en desolación, en odio, en rencor, en recuerdo de días lejanos, que vuelven a la memoria como proyecciones lúgubres del pasado y entre sueños en esquirlas resquebrajados y lágrimas secas van haciendo de su viaje una huella imborrable.
Insaciables, Se mueven tan veloces y dispersos que a cada instante que pasó cuando uno mira hacia atrás para darse cuenta, están ya en un lugar distinto. Al compás de la mismísima luz blanquecina y su recua de rayos multicolores, pero en el sentido opuesto, hacia donde quiera que ella no esté, pues en el fondo, en el mas profundo y antiguo de los antagonismos siderales, ambos se temen y respetan y saben que la existencia del uno esta insoslayablemente atada a la del otro y que el menor enfrentamiento podría tener consecuencias impredeciblemente fatídicas
Después de todo, El es un pastor, pero no un pastor ordinario. El es el pastor de sombras y su presencia poderosa se mantiene oculta a la simple vista, pero no pasa nunca desapercibida allí, en cada sitio donde un halo de invisible de luminosidad oscura “(des)alumbra” de una manera peculiar, distinta, el alrededor, ocultando de nuestra visión lumínico-dependiente la certeza de la imagen , pero deleitando a nuestros sentidos ocultos, con el placer de inventar y descubrir colores ficticios, formas insospechadas, contornos sin principio ni desenlace, dibujando realidades sobre el perpetuo tapiz azabache de las penumbras , que existen pero que no existen a la vez mas que en nuestra propia retina. El pastor de sombras es el pastor y a su vez es el rebaño, es todo lo que permanece tenebroso, opaco e imperceptible mientras que la oscuridad prevalece impertérrita tras de los cristales, tras las pupilas traslúcidas. Pero también es toda sensación deliciosamente amarga, tenebrosamente bella, que se pierde una vez que la luz se enciende con esa rabia salvadora, destructiva

sábado, marzo 11, 2006

Cuando ya no queda mas que decir

Ya no escribo mas canciones, que entre verso y verso te cuenten
Ya no llora ni una lagrima, mi corazon que ni te siente
Ya no atesoro tu Nostalgia imposible, intermitente
Ya no cargo en mis espaldas, tu mirar...
(Indiferente)

Ya no atesoro Ni una gota de aquel mar ancestral y puro
Al cabo de haberme ahogado sin remedio en tu caudal oscuro
Una corriente poderosa que nos separaba como un muro
Y que hoy nos devuelve al camino que se pierde
(hacia el futuro)

Todo fue por no haber observado, tras la bruma omnipresente
Todo fue por haber creido tan tonta , tan ciegamente
Que entre tu y yo y este rio se alzaba impetuoso un puente
Que guiaria nuestros abismos, hacia el encuentro intransigente
Entre nosotros ese abrazo cardinal, como un punto de encuentro
(predestinado e inherente )

Pero ahora que ya te has ido, de mi, definitivamente
No me queda sino decirte, insensible y obsecuente
Ojala vuelvas a soñar, para que sepas en ese instante
En que empieces a caer , sin que nadie pueda ya salvarte
Que de cualquier modo al final, tocaras el fondo y te haras mil partes
Y surgiras de entre otros mares de olvido, y seguiras, volveras otra vez a caer, a mirar hacia adelante

martes, marzo 07, 2006

De vida o Muerte(Parte 2)

Segunda parte de este cuento largo... La primera esta revisada y recuerden, lo mejor esta aun(si todavia) por venir :)

Saludos y gracias a los bloggers que han pasado por aqui a devolver la visita


De vida o Muerte(Parte 2)


-
- ¡Ya me fui! ¡Me llego la hora che! – Dijo sin poder contener el llanto.
- ¡No! Te lo digo y lo repito, vos Todavía no estas del otro lado, todavía un pequeño hilo te ata a la existencia en tu plano superficial, es delgado, muy frágil, pero hasta el mas fino cordel de vida es lo suficientemente fuerte como para resistir el peso de un alma por algún tiempo, y hasta de elevarla y hacerla regresar.
- ¿Entonces? ¿Qué tengo que hacer para volver?
- Como ya te dije, tu única opción es convencerme de que no “corte” esa única cuerda de regreso, pero te advierto, la guadaña no entiende razones una vez que se le acaba la paciencia
Se produjo un silencio incomodo durante el cual el muchacho calmo su llanto y parecio reflexionar un instante
- Podría huir - Contesto inseguro
- ¡Ja! Iluso, podrías... pero solo momentaneamente, muchos lo han intentado. El blanco del hospital finalmente los atrapa a todos. No, no te sugiero que lo hagas sino quieres un final lento y doloroso. Mejor sentate y decime, ¿Por que habría de dejarte ir? Y entonces si, me marcho sin chistar
El hombre miro desesperado a su alrededor. Aquel extraño sujeto tenía razón. Sabia con quien hablaba, a quien tenia enfrente, y nunca dejaria de perseguirlo hasta que no escuchara de sus labios una o varias razones para hacerlo. Sin más alternativa, tomo aire, junto calma y comenzó a hablar
- No puede dejarme morir. Todavia soy joven, y no soy como el resto. Tengo sueños, sueños grandes, este mundo me necesita y yo necesito una oportunidad de demostrarlo.
- Ah, los sueños – suspiro en un tono obviamente sarcástico - ¿Sabes la cantidad de personas que logran cumplirlos? ¿Sabes cuantas posibilidades tienes de lograr esa trascendencia que tanto deseas? ¿Y sabes que insignificante que se vuelve en la eternidad esa trascendencia? ¿Sabes lo insignificantes que son tus logros, lo poderosa e inmensa que es la eternidad? Para ella tu vida no es nada, un microsegundo, muchísimo menos, toda tu época, y la que le seguirá, y la que le seguirá quizás te recuerden pero a medida que el tiempo se siga consumiendo, tu recuerdo y el recuerdo de tus acciones se quema en un abrir y cerrar de ojos, porque para la eternidad, las edades son segundos, y si no deseas abrazarte a ella para siempre, vas a que intentarlo con algún argumento mejor
- Pero, pero todavía la gran obra de los pasados mas remotos resiste en mi tiempo ¿O no? Que, ¿Me equivoco al decir que Todos en mi tiempo saben quien fue Aristóteles, Moisés, Mahoma, Jesús…?
- ¿Pero alguien recuerda al primer hombre que encendió el fuego? O aun más importante, ¿el que invento la escritura? Durante miles de años sus nombres fueron conocidos en su pequeño mundo y su tiempo joven. Pero luego cuando el mundo creció, cuando el tiempo se ensanchó, y el pasado se volvio un mar grande, la historia vieja se fue distorsionando y como todo, como todos, terminaron siendo solo arena en el viento. Desde siempre el hombre lucha en vano por hacer de la trascendencia una forma de inmortalidad, sin darse cuenta de lo vano que son sus intentos. La misma historia es tan subjetiva ¡Cuantas verdades han sido alteradas, malinterpretadas a conveniencia o por accidente a lo largo de su patética historia, y ustedes ni siquiera lo sospechan!
- Pero esos logros persisten, lo que dieron al mundo todavía esta vigente, aunque nadie los recuerde . Por eso quiero entregarle al mundo todo lo que tengo aunque nadie me recuerde como el creador
- Eso es todavía mucho mas noble, pero no mas realista aunque así lo parezca – Carraspeo elegantemetne y continuo - Los "grandes" Egipcios y sus imponentes pirámides por ejemplo ¿Alguien sabe realmente para que eran? Nadie lo sabe, y te puedo garantizar que no podrías siquiera volver a dormir si lo supieras. El tiempo también se encarga de echar al olvido los mismos logros de la humanidad. Lo que decís es noble, humano, pero prescindible, todo lo es realmente en la eternidad. El tiempo es cruel, pero certero y la humanidad toda, esta condenada a olvidar para poder crear de nuevo.
El hombre pareció reflexionar
- Entonces quiero vivir por la gente que me necesita realmente… Mi mujer, mi hija, mis amigos, mi vieja… Ellos me necesitan , se que su vida algún día también acabara, pero mientras dure, ellas me necesitan tanto como yo a ellos
- Te equivocas… Nuevamente, debo decir que me agradan los corazones nobles, no solo el grueso del hilo de vida me interesa para invertir mi tiempo. – Además - y esto lo pensó para si mismo – los corazones nobles son mas divertidos, amaba destruirlos, amaba desilusionarlos, arrugarlos y hacer añicos su burbuja.
- Pero, ¿Por qué dice eso? – Pregunto consternado
- No creas que soy un desalmado, o un ser frío que no percibe el sentimiento… Pero aceptalo tu mujer ES, por si misma. No precisa de nadie más para existir y si vos te vas, su propia esencia permanecerá inalterable. No hay ningún vínculo espiritual real que te una a ella. El amor es una fuerza poderosa , pero para nada espiritual como quieren creer ustedes los mortales
El muchacho iba a decir algo pero antes de que pudiera esbozar las palabras, la muerte se le adelanto
- Y en cuanto a tu hija, vos ya le diste lo único y lo mas preciado que podías darle, la vida. Le diste un poco de tu llama, y A partir de ahora, ella, que nació de vos ES, por si misma también. Es ese instinto tan primitivo, del que no podes librarte lo que te hace creerte indispensable para ella, pero no, ni siquiera tiene necesidad de vos para que la defiendas de los cazadores furtivos que ya no existen, porque ustedes ya no viven en la naturaleza, por cierto que no lo hacen , sino no yo no podría existir
- ¿Cómo decís? ¿Usted no siempre ha existido? – Preguntó sorprendido
- O por supuesto que no, yo existo desde que ustedes, tienen el suficiente uso de la razón para temerme, existo gracias a ustedes, existo en ustedes, son sus mentes y su miedo lo que me ha dado tanta fuerza que ya nada podrá destruirme
- ¿Pero entonces la gente de antaño...?
- Si pero no eran concientes , ni de su vida, ni de su muerte, ni del pasado, o el futuro, no concebian realidad, no percibían el paso del tiempo, cada día, su única misión era instintivamente sobrevivir. Todo era muy diferente. Desde que ustedes concibieron el ayer, y el mañana, la vida y la muerte, han creado ese, deseo desesperado de transcurrir, sueñan inútilmente con la inmortalidad y desde entonces su miedo, me creo en sus conciencias y estoy condenado a cumplir esta misión eternamente.
El hombre se quedo perplejo, demasiadas revelaciones, demasiadas realmente para poder asimilarlas.
- Entonces digamos Simplemente que quiero vivir. Nada mas que eso
- Comienza a gustarme – El extraño hombre en un gesto insucitado, violento, repentino apago un cigarrillo en su propia mano, sin ningún dolor ante la expresión incrédula de su acompañante- ¿No crees que estas siendo un poco egoísta?
- ¿Y que si lo soy? Es parte indispensable de mi mismo, sino fuera asi hace mucho que nos habriamos juntado
- Pero entende, Vos sos solo un hombre, ¿Que te hace pensar que debería perdonarte? ¿Sabias que hay hombres que todavía han visto menos que vos?
- Lo se y lo entiendo, pero... Pero yo tengo la certeza de que todavía me queda un rato mas. Es la única certeza a la que puedo aferrarme esos días en que me doy cuenta que todo es un engaño.
- Pero todos tienen siempre esa certeza y no siempre es tan certera
- No todos, he visto gente que sabe inconcientemente, que el fin se acerca, en sus ojos se ve. Se les nota a simple vista.
- Tengo que reconocer que por una vez, estas en lo cierto. Te explico, Es que cuando les esta por llegar el fin, Intento advertirlos para que aprovechen el tiempo, les concedo reuniones como estas, cada vez que duermen entregándose indefensos. Pero los muy tontos intentan convencerme, me suplican piedad. Y el no poder lograr mi perdon los deprime, les arrima el conocimiento inconciente de que pronto les llega la hora aunque nada recuerden de esos sueños, en el fondo lo saben y sus ojos son el espejo al que más temen mirarse.
-¿Lo ve? Mis ojos todavía tienen luz, mis ojos todavía iluminan y quieren seguir y...
- No sigas che, se me hace tarde. Con tu permiso. La seguimos en otro momento ¿Dale?
- Ya veo…- Dijo el hombre con una extraña calma en el timbre de su voz. Y esbozando una leve sonrisa. había entendido de que iba todo eso y una expresión de temor se dibujo en el rostro del otro , que también lo sabia
- ¿Ya lo ves que?
- ¿En el fondo usted me teme no es cierto?
- ¡Jajajaja! ¿Qué decís?
- Es claro… Esto, todo esto, este bar, esta conversación, mis palabras, sus palabras, todo es parte de mi, reconozco sus verdades, son las que yo conocía y me negaba esforzadamente, pero son mías, todo en esto es mío, en mi mente…
- Oíme, estas jugando con cosas que no entendés, ni sos capaz de hacerlo… Te lo advierto, no sigas
- ¿Qué no siga? Puedo sentir su temor, porque puedo sentir el mío, puedo comprender que sucede, porque todo esta sucediendo, en mi. Vos esperas yo me rinda ante vos, vos necesitas que me doblegue, de eso depende tu existir, lo se porque lo he sentido antes, mi temor te alimenta ¡Matame si tenés el valor! ¡Máteme y mátate vos porque vos , vos sos solo una parte de mi mismo, y sin mi ya no existis ¡Por eso conoces todos mis secretos y mis temores, por eso me conoce a mí como nadie más y sabes mis puntos débiles, mis incertezas!
- ¡No sabes contra lo que se enfrentas, insolente! Yo soy una conciencia tuya pero a la vez, superior a la tuya, estoy y siempre estuve en tu interior, soy tu destino, soy lo que vas a ser cuando ya no seas nada, soy lo que todos terminan siendo cuando ya no son nada, yo te di la llama porque de la misma tierra que custodia a los extintos, de la misma tierra a la que se van de alla vienen ¡No te temo! ¡Puede morir una parte de mí con vos! ¡Pero yo soy inmortal, porque soy parte de algo mucho mas grande, el ciclo de la muerte que me mantiene vivo para siempre! ¡El que se lleve tu fuego me mantendrá vivo por mucho tiempo más!
- ¡Y yo también formo parte de un todo mucho mas longevo!, como usted bien dice ¡la humanidad!, que va a seguir por los tiempos de los tiempos, condenándolo a una existencia casi eterna, de este trabajo horrible hasta el día en que todos desaparezcamos, o perdamos la conciencia, o evolucionemos a un estado superior del pensamiento, donde no exista el temor a morir, donde en un estado mental superior, telepático, no exista el pensamiento individual y la gran mente nunca pueda morir realmente... Pero usted es eterno por ahora y el tiempo que para mi se figura inconmensurable, para usted podría suceder solo en unos minutos. Estos podrían ser sus últimos minutos. No quiere que su existencia termine ahora ¿No es cierto? Antes de lo que en una eternidad dura un solo segundo
- ¡Huí si así lo querés! ¡No voy a intentar alcanzarte! ¡Te doy toda una vida nueva de ventaja , para demostrarte que al final, que nadie se burla de mí, porque yo, soy tu destino irrenunciable! ¡La luz se te va a apagar al final y hasta entonces para mí, solo van a ser unos minutos más para disfrutarlo infinitamente!
- ¡Ambos perderemos entonces, pero ahora no me voy a rendir!
El hombre pateo la puerta y huyo envuelto en una desesperación frenética, corrió y corrió sin saber hacia donde se dirigía.
Se encontraba corriendo como en una ceguera inconciente, en una calle desierta e ignota que se dirigía en línea recta hacia un horizonte difuso, la realidad parecía cambiar de form y color constantemente como un incesante calidoscopio, a cada parpadeo todo mutaba a algo completamente distinto, sensaciones mas allá de la contemplación de los sentidos humanos.
Entonces, abrumado, se desmayo vencido por el cansancio y el temor y Despertó en un cuarto de hospital. Su esposa y su hija aguardaban a su lado.
El muchacho recién despierto abrazo a su esposa e hija y luego se puso de pie, en contra de las suplicas y se asomo a la ventana, no sabia porque, pero necesitaba cerciorarse de que sus ojos y oídos no eran victimas de una ilusión, de que no se encontraba atrapado en otro sueño que no recordaría al despertar. Afuera, la ciudad era la de siempre, el humo formaba nubes en el cielo azul de una mañana como cualquier otra y la gente se desparramaba por la calle formando hileras de colores en movimiento continuo. La sinfonía de bocinazos y frenos neumáticos de colectivos ensordecía y al mismo tiempo, aliviaba el alma. Entonces, experimento un escalofrío único e inconfundible, pero a la vez inexplicable, cuando sus ojos se posaron casi inconcientemente en el pequeño barsucho de la esquina del hospital. Al otro lado del salón, una singular figura alta, pálida y toda de negro, de un elegante e inconfundible porte, a su lado, un hombre viejo, pequeño y encorvado que tenía la inconfundible vestimenta de un mesero. Ambas formas se perdían efímeramente en la bruma de cigarro, de la humareda de la avenida, hasta desvanecerse de su vista otra vez y perderse para siempre.
- ¿Por que no lo seguiste? - Pregunto el mozo del bar. Con una sonrisa inquisidora
- Seria muy fácil y muy aburrido, nos volveremos a ver y la próxima, será realmente emocionante escuchar de sus labios lo que me vaya a decir cuando ya este harto de estar vivo, nunca me canso. Prefiero esperar a que el mismo se retuerza pidiéndome el final, lo quiero, lo necesito
- No tenes remedio ¿Y Quien pagará esta vez?
- Cárgaselo a su nombre, va a volver, tenelo por seguro – El mozo suspiro resignado, de todas formas lo sabia de antemano. En ese bar escondido justo al costado del tiempo ¿Qué otra opción tenia sino esperar a que sus únicos clientes volvieran algún día para pagar la cuenta?

martes, febrero 21, 2006

El momento preciso

Borrado por accidente :( Aca esta, dedicado a los que me hacen sentir que a veces el momento preciso se me escurre entre los dedos(asi no era lo que decia este post pero bueno sepan disculpar las molestias ocasionadas)

El momento preciso
No aguarda , no tiene prisa
No es completamente opaco, tampoco brilla
Se oculta pero al mismo tiempo asoma , se enseña
Se averguenza de ser sol
Se vanagloria cuando es fugaz centella

El momento indicado
No llama, aunque a veces responde
No se muestra, tampoco se esconde
Dura eternidades infinitas, y a la vez efervescentes
Como las fotos y el cabello, en un fuego incandecente
Consumidas de un solo golpe, arden eternamente

Y luego de que a ese segundo , ya se lo llevo el tiempo
Y luego de que al gesto complice, ya lo devoro el momento
Cuando Ya no queda mas que decir sino adios, hasta nunca, hasta luego
Cada segundo despues, es empezar todo de nuevo
Hasta que llegue otra ocasion, otro tiempo fugaz y escurridizo
En que a traves de nuestros ojos entre luz, un mañana distinto...

jueves, febrero 16, 2006

"De vida O Muerte" (Parte I)

Ey! De nuevo en Buenos Aires, de nuevo y listo para volver a la acción. Si se fijan "Hoy no tengo mas que esa verdad" fue reeditada, mientras estuve afuera la cambie toda y ahora esta mucho mejor tanto a nivel musical como letristico

Por otra parte, hay un par de cosas mas en las que estuve trabajando, pero que todavia no tuve el tiempo suficiente de transcribir y pulir, asi que los dejo con un cuento(largo, el mas largo que haya escrito) que posiblemente se transforme en el guion de un corto que vamos a realizar con mi amigo Maxi , digo algun dia porque se que lo vamos a hacer pero bueno, todavia no se cuando. No me presiono, empieza una etapa nueva, muchos proyectos, espero que no se me caigan demasiados en el camino. Un abrazo

PD: Es tan largo que tuve que dividirlo en dos partes... disfruten la primera y la segunda dentro de un par de posts :)

"De Vida O Muerte"

Parte 1



Apretaba los puños contra la mesa, Parpadeaba intermitentemente, Movía hacia un lado y luego hacia el otro su nariz, y por si todo esto no alcanzara hacer evidente su nerviosismo, cada tanto se permitía ojear ansiosamente su reloj, aunque solo para darse cuenta de que este inexplicablemente, parecía haber enloquecido; las agujas daban vueltas y vueltas alocadamente y luego en sentido contrario, impulsadas por una fuerza poderosa, o por lo menos mas poderosa que los pequeños engranajes. Giro su vista todo alrededor del sitio donde se encontraba, incómodamente sentado sobre una silla de latón con un insulso almohadón de plástico y goma espuma completamente lacerado. El antro no dejaba duda alguna de que había conocido tiempos mejores. Unas pocas mesas redondas con manteles deshilachados se desparramaban desprolijamente por todo el salón. Recortes de diario, banderines de fútbol y fotografías en blanco y negro que traían a la memoria épocas de una gloria lejana intentaban en vano disimular las Grietas y manchas en la cerámica verde tiza y la madera vieja y húmeda de los zocalos. Desde una pequeña televisión enmudecida, podía observarse a un espectral y austero conductor de noticiario transmitiendo noticias de los más diversos tiempos y lugares. Algunas Noticias databan de décadas enterradas bajo añares de olvido, otras provenían, de su presente cotidiano, y algunas otras como imágenes y voces vagas, victimas de la interferencia de la incertidumbre y la improbabilidad, todavía siquiera habían sucedido y provenían de futuros tan diversos, que se mezclaban y se confundían en una voragine de ruido blanco e interferencia. La ultima noticia a la que presto un mínimo de atención antes de desviar la mirada del aparato, hablaba de un joven y un accidente de moto, en la Avenida Cabildo hacia solo unas horas. Sintió un poco remordimiento al reconocer que el tampoco venia usando casco en la prisa de sus últimos viajes, pero se le pasó rápido.
En el fondo, unos viejos con rostro esquelético y aburrido y ojos cansados con grandes bolsones ojerosos jugaban al villar con una pequeña radio a su lado que vociferaba histérica aquella vieja y tan querida prosa a esas altura universal de Gardel que tanto le gustaba, esa en la que el zorzal de los cien barrios juraba mataría por amor a una mujer, por amor al azar, y luego era esa voz tan mágica y reconocible, el sonido pegaba un salto en el tiempo y entonces se oía a John Lennon que susurraba románticamente al oído de ninguna mujer “Solo deseo tomarte la mano”. Y entonces el chillón artefacto repentinamente comenzó a vociferar una música extraña que el cerebro procesaba directamente, sin filtros, con acordes tan cotidianos como el ruido de los autos o el tic tac del reloj. Luego, incomprensibles y también punzantes sonidos, de una naturaleza que escapa a los limites de la musicalidad, como si el dolor fisico mas augo se pudiera expresar sin sutilezas como una música audible, en tonalidades precisas y disonantes que construían una singular armonía desafinada que penetraba la mente y hacia doler el alma.
Era imposible darse cuenta si era el desagradable humo de los cigarrillos de aquellos viejos el que enviciaba el aire del lugar, o si el poco aire que lograba filtrarse a través de la rustica ventilación era el intruso en ese ambiente neblinoso de alquitrán y nicotina.
Como una isla que flota por siempre, era este pequeño bar en el que se encontraba aquel hombre, sin tener la menor de idea de a quien o que aguardaba, desde cuando o hasta cuando. Simplemente, sabia que debía sentarse allí y aguardar, como guiado por un instinto sobrenatural, inconciente.
De repente, cuando comenzaba a impacientarse más de la cuenta, hizo su aparición la figura de un hombre. Alto, delgado, de piel pálida como el cielo nublado, de un blanco tal que daba la sensación de que ni una gota de sangre corría por sus venas. Pulcramente peinado hacia atrás con gomina, vestía un traje negro, camisa blanca y corbata de lazo. Llevaba consigo un maletín y tenía una desagradable cicatriz que era imposible no observar: La mitad de la cara absolutamente despellejada, como una horrible identificación de quien era, o que era. Lo saludo con un fuerte estrechon la mano, pidió un vaso de ginebra y se sentó enfrente suyo.

- Buenas noches – Su voz tenia un aire de profundidad y misterio
- ¿Ya es de noche? - Respondió sorprendido
- De noche, de día que importancia tiene lo importante es que estamos aquí, sabes, este ha de ser nuestro primer encuentro
- Si ,definitivamente, esta es la primera vez que lo he visto en mi vida
- Y no desearás que sea la ultima
- ¿A que se refiere?
- ¿Acaso no te diste cuenta aun? ¿Tan fuerte es tu corazón o tan débil se esta volviendo mi presencia?
- No, no comprendo nada realmente – Miro con preocupación a su alrededor, tomo aire y elevando su tono de voz dijo - ¿Por qué estoy aquí? , ¿Por qué de repente me siento como si hubiera despertado sentado con un café frío delante mió, sin saber a quien aguardo en este bar? Y aun más importante ¿Quién es usted?
- ¿Qué quien soy yo? Esa es una pregunta tan simple y a la vez tan compleja bueno, realmente no tengo un nombre, o mejor dicho, en realidad lo tengo pero tus labios no serian capaces de pronunciarlo, y tu mente, limitada y frágil
- Insisto, ¿Quien carajo es usted?
- Vamos che, mirame la cara, senti, senti, esforzate un poco. Estoy más que seguro que no necesito darte explicaciones.
Tenía razón, sabía perfectamente quien era, sabia que no necesitaba mucha presentación, ya que todo su cuerpo paralizado le advertía inequívocamente su electrizante presencia.
- ¿Qué quiere? - Pregunto con lagrimas en los ojos - ¿Que me llegó la hora?
- ¡No, por dios no! – Dijo y se quito el abrigo con un elegante ademán- De ser así, no estaría perdiendo mi tiempo aquí conversando con vos, te hubiera cosechado ya sin vacilar, no hay tiempo que perder no señor. - Hizo una pausa para darle un largo sorbo a su ginebra - No vos todavía tenés una oportunidad . La razon por la que nos hemos reunido y que seguramente desearas conocer te sonara extraña pero es de lo mas normal, un procedimiento de rutina. A partir de este momento y hasta que yo lo decida, tenés la oportunidad de intentar convencerme, de que yo te deje despertar
- ¿Que? - Inquirió entre risitas el hombre - ¿Como ha dicho?
- Así como lo oís- Dijo e hizo una pausa cuando el mesero de bigote cano con un fuerte tufo a nicotina trajera el vaso con la ginebra que bebió de un sorbo, como si fuese agua- Veras, vos te encontrás aquí fuera de los margenes del tiempo y el espacio. Todavía estás, pero entre líneas. Esta a un paso de extinguirte, pero no lo has hecho todavía
- Usted debe de estar completamente loco
- ¿De verdad? ¿Sabés? Yo que vos seria mas modesto che. Los pronósticos luego del accidente no han sido del todo buenos, te diste un buen porrazo, la proxima deberias usar casco
Con los ojos encendidos de miedo, se toco la nuca, para descubrir aterrado al observarse la palma como un líquido viscoso humedecía las yemas de sus dedos...

(Continuara...)

lunes, febrero 06, 2006

Yo Naci Para Mirar

Que tal, esta vez desde la costa . Creo que este vendria a ser mi primer post como corresponsal, aunque no hay mucho que informar desde Miramar, ni muchas ganas de ponerme a escribir algo nuevo con todos mirando alrededor mio lo que escribo(aunque ideas muy grosas no faltan ,cuando vuelva las ire posteando de a poco).

Por lo que esta vez, y por segunda vez en la historia del blog deberan conformarse con un interesante Copy-Paste, una letra de Charly Garcia, si ese mismo viejo demente que alguna vez, fue un genio inigualable que supo expresar con claridad y alebosia sentimientos que no son nada sencillos de contar(o cantar) sin caer en las cursilerias baratas de siempre(como mi post anterior, si, si quieren diganlo). "Cinema Verite" O la forma en que percibo en ocasiones (especialmente este ultimo tiempo) la realidad que me rodea, como una de esas peliculas vacias y carentes de signifcado, como si yo hubiera nacido para mirar y mirar, nada mas que mirar la misma historia...

Cinema Verité
por Charly Garcia



Anteojos negros de carey
aurículares en la sien
no me escucha, no me ve
(y yo puedo observar tranquilo)

La playa como un ajedrez
el tipo del Mercedes Benz
que está tirado ahí nomás
(tiene una sola cosa en mente)

Solo una chica tonta más bajo el sol
como una propaganda de bronceador.

El sabe como impresionar,
caminando como Tarzán
el es Eva y ella Adán
(y yo estoy en cualquier planeta)

Presiento que algo va a pasar
las plumas del pavo real
oscurecen hasta el sol
(y él se siente rey de la selva)

Y yo estoy con la máquina de mirar
justo en el paraíso para filmar.

Yo puedo compaginar
la inocencia con la piel
yo puedo compaginar

Yo nací para mirar
lo que pocos quieren ver
yo nací para mirar.

Ahora él le ofrece una manzana
Ahora le insiste de probar
Ahora estimula sus membranas por la hot line

En escenarios solitarios
La gente se abre un poco más
y hasta dos pobres millonarios, Se pueden encontrar.

Cayeron los auriculares
y los anteojos de carey
La luna baja los telones
Es de noche otra vez.

lunes, enero 30, 2006

Respira

De vuelta detras de las teclas, el azar, la percepcion, la muerte, un cuento. Aspiro y espiro, vivo, pienso, siento, escribo, y sigo... siempre sigo...


Respira

I

Cara o cruz. La suerte lo decidiría todo. En sus manos un revolver 38, platinado, tan perfecto, tan letal. Sus razones y sinrazones se debaten inútilmente. Era el azar quien se encargaria de acabar con esa lucha de titanes sin sentido: La obediencia debida versus la conciencia, su moral vs la moral, su vida versus la vida, el yo versus el yo. Delante suyo, debajo suyo, el otro, golpeado, herido, sangre que cubre su rostro pero el no lo sabe, la sangre mancha su camisa, pero el no tiene forma de saberlo. El esta alli a su suerte, el esta , el vive pero sin saberlo, el…

II

… Aspira, Espira, Aspira, Despierta . Penumbra, todo a su alrededor. Abre sus ojos pero sus ojos no se abren, no ven nada, siguen dormitando entre sombras . El No sabe donde esta, no tiene forma de saberlo, solo una sombra de lienzo transpirada, humeda, rugosa . Pero sus otros sentidos funcionaban a la perfección, esa perfección tan sutil que despierta en nosotros cuando algún otro de los sentidos se interrumpe por algun motivo ajeno a nuestra voluntad. De pronto cree oir, ¡Oye! ¡Si Oye!, distingue en ese silencio de ultratumba, el susurro casi imperceptible de las goteras, las cañerias que rechinan y vibran del otro lado de una pared, el pulso electrico de un viejo tubo de luz. El inconfudible aliento de otra persona en la habitación. Aspirando , espirando, aspirando, espirando, como las agujas de un reloj, aspira y espira, tic-tac,tic-tac. Los sonidos que se repiten son su unica garantia de que el tiempo realmente transcurre, pero no le ofrecen certeza alguna de frecuencia o sentido.
Una fragancia sanguinea lo sacude y termina de convencerlo, de que esta realmente despierto, sus ojos nada ven pero el vive, esta despierto y ese mundo de tinieblas no es una pesadilla. No hay aromas mas alla de los confines de la vigilia. Aspira, espira, Aspira, espira, vive, sufre, Siente ¡Siente! , esta atado, esta herido, percibe el frio de la sangre seca en su espalda, en su rostro, percibe la dureza del suelo de ceramico viejo, humedecido con ese liquido vizcoso que no es ni mas ni menos que su propia escencia, saborea, y ese sabor tan calido , inconfundible es suyo , suyo nada mas y esa seguridad lo paraliza, el temor se apodera de su circulación, de cada músculo de su cuerpo.
Pero no esta muerto, solo herido , Vive, aspira, espira, late, una nueva Fragancia oscura , no es sangre, no es humedad ni el aroma del oxido. Es miedo , alguien mas esta alli, ahora esta completamente seguro

- ¿Quien esta alli? ¿Dónde estoy? ¿Dónde estoy? – Grita con los ojos llenos en lagrima, con el fuego de la impotencia en su garganta con el miedo lloviendo en su piel en pequeñas gotas de sudor helado.
Ruido de pasos, hacia atrás, luego de nuevo hacia delante ¿O a la inversa? Un Latido, se acelera, espiración entrecortada, aspira, rerpira, aspira…

III

… Y Duda, se cuestiona, el trabajo es el trabajo ¿Trabajo? ¿Era capaz de acabar con una vida de la que nada sabia por solo unos billetes? El destino versus su destino. El suelo pide a gritos la sangre , el cielo pide a gritos un alma, pero su alma pide a gritos huir, huir de su propio cuerpo , su cuerpo pide a gritos terminar con ese sufrimiento. Bola de ruido, montones de gritos, imperceptibles. Busca en su bolsillo. Sus dedos palpan la superficie fria y metalizada , redonda y plana de una moneda, sus dedos la toman con nerviosismo con dificultad. La moneda del destino, Que cruel paradoja, 25 centavos que en el mundo de todos los dias, en esa otra realidad tan lejana, tan distante de esta, no deciden nada, no pueden decidir nada, no saben decidir nada, en este mundo valen tanto como , Una vida, media vidas, la muerte. Lanza la moneda. Aspira, Espira, La moneda gira y gira, aspira , espira. Y la moneda cae, cae en el suelo con firmeza, y el sonido del choque interrumpe aquel circulo vicioso, inacabable , de las espiraciónes entrecortadas , las goteras, y los caños, y las luces, … Pero solo por un instante, un instante minimo… Y luego de nuevo, el ciclo vuelve a comenzar Aspira, Espira…
IV

… Y oye, atentamente. El Agudo golpe de la moneda contra el suelo termina con aquella historia de oscuridad incierta y el lo sabe, pero el final esta contenido como adentro de un sobre lacrado. Espera, solloza, recuerda, sueña, sus ojos no pueden observar a su alrededor pero un sentido todavía mas poderoso todo lo entiende. Un segundo, un año, diez mil años. Silencio…

VI

… El tambor gira y gira… Se detiene… Aspira, espira, cada vez mas rapido. Ruido de dedo contra el gatillo, explosion, implosion, horrible estruendo, sangre , todavía mas sangre, suelo opaco, luego rojo. Ruido de un rio, un torrente que desemboca, que finaliza, sollozos de temor , de incertidumbre, de culpa. Aspria, Espira …

VII

... Aspira y Espira, cada vez mas atenuadamente, taciturno de vida… Arcada sacrílega, suspiro de libertad, un ultimo suspiro. Una lagrima roja consuma el adios, y su cuerpo se apoya suavemente contra el suelo, se dobla, se desvanece , se relaja, testimonio de un final eterno, ¿Eterno? No, instantaneo… Silencio…

VIII

Aspira y espira, solloza, late. Aspira, Tambor girando, Espira, El tambor se detiene, se traba, gota y gota, sollozo nervioso, Aspira, los caños que se hinchan y vibran, Espira, gatillo… La lampara que vibra, estruendo , sangre fluyendo , el sonido de un cuerpo que choca una y otra vez contra el suelo, la moneda que vuelve a caer esta vez entre sus dedos quietos, Nadie oye, nadie dice , nadie ve, nadie siente nadie vive, nadie espira , nadie late, esa realidad lejana y agonizante ahora deja de existir lentamente, se consume , se apaga, la moneda gira y gira y cae...
Silencio
Se produjo un error en este gadget.