viernes, marzo 24, 2006

Treinta años no son nada

Treinta años no son nada gente. Para los que piensen que el golpe es parte de la historia pasada, graben esa frase a fuego en sus mentes, en sus corazones. Hoy cumplimos 30 años del golpe , pero todavia ni un solo dia desde que las horribles consecuencias de este sobre nuestra sociedad se erradicaran, por la sencilla razon de que al contrario, solo han ido acentuandose con el tiempo
Los verdugos tomaron el poder de manera ilegitima. No fueron los primeros, y lamentablemente tampoco serian los ultimos. Nos Arrebataron la democracia, anularon el estado de derecho, hicieron de nuestro status juridico el equivalnete a una jungla. Le hablaron al pueblo de una reorganizacion nacional, de la lucha contra el terrorismo(¿Les suena?) y el exterminio impiadoso de la insurreccion. Pero en mente tenian un plan diferente: Erradicar a la clase social que pujaba por un cambio profundamente democratico de las instituciones. Nadie pensaba que podrian llegar tan lejos, peor lo hicieron. Y el pueblo en su mayoria les creyo su cuento de hadas, dragones y terroristas, y los dejaron hacer. Permanecieron quietecitos y a la espera de algo que no sabian que era, como siempre, porque son un pueblo tonto y mesianico. Les importo un comino nuestra querida y muy maltratada democracia, nuestras vapuleadas instituciones , nuestro estado agonico de derecho, porque como siempre, el ciudadano argentino no delega, prostituye sus derechos y deberes, y luego reclama cuando ya es demasiado tarde.
Y efectivamnte reorganizaron a la nacion. Exterminaron cruelmente a la juventud que quiso alzar la voz contra ese arrebato de injusticia, pero un exterminio cruel y desalmado, un exterminio fisico mediante un espeluznante mecanismo de una precision tan letal como el holocausto nazi y tambien psicologico, pues Reeducaron a la poblacion inculcando en el inconciente colectivo el miedo, el "no te metas", el "lo de afuera es mejor" , el "por algo sera" .
La cultura global daba sus primeros y tiernos pasitos de bebe monstruo y la sociedad con el estado de facto a la cabeza se inclinaba ante ella para besarle los pies. Decir lo que fuimos capaces de hacer despues seria caer en la groseria.
Cualquier minimo vestigio de desarrollo industrial propio fue brutalmente masacrado, la deuda externa se potencio astronomicamente cerrando para siempre un vinculo de vasallaje , dependencia y esclavitud para con el imperialismo extranjero.
La autonomia nacional fue bastardeada una y otra vez, los cerebros expulsados al exhilio y los cuerpos arrojados al rio, los hijos perdieron su derecho a la identidad, La identidad perdio el derecho a sus hijos.
Hoy treinta años despues, esta pais esta en ruinas todavia humeantes. Pero lejos de haber aprendido, el pueblo se esfuerza con un increible ahinco en repetir la historia tragica como farsa, en cada oportunidad que tiene para elegir su destino.
La democracia, la justicia, la ley y las instituciones le siguen importando muy poco y lejos de asumir su culpa y ponerse a ejercer con responsabilidad su deber ciudadano, sigue obsequiando gratuitamente sus derechos y (perdonen el termino groseo) CAGANDOSE en la democracia. Cuando ven la injusticia ajena espetan indiferetnes antes de darse vuelta y seguri hablando de futbol "Por algo sera" y cuando la injusticia les toca el bolsillo gritan "Que se vayan todos", como si sus dirigentes, no salieran de su propia sociedad, como si fueran marcianos o algo por el estilo y ellos estuvieran realmente dispuestos a ejercer el poder con justicia y dignidad, cuando ni siqueira estuvieron ahi cuando su deber ciudadano lo exigia.
Asi estamos , a treinta años del golpe, los golpes de estado no se han detenido. Se han vuelto mas sutiles, pero la gente anonima sigue muriendo cada dia.
Es duro, es duro despertar el 24 de marzo y pensar en todo lo que se estaba gestando y que la brutalidad de algunos y la indiferencia igualmente brutal y cobarde de otros pudo destruir. Es duro, porque cuesta aun mas construirlo todo de nuevo, tarea que de por si es como nadar contra corriente en una cascada. Pero no queda otra, no puedo vivir entre cadaveres y escombros pensando que sera para siempre. Algunos podran llamarme tonto, pero no puedo simplemente , no puedo. "Por algo sera" decia la gente de ese tiempo. "Por algo sera" entonces Argentina que hoy estas como estas, triste y convaleciente.

7 comentarios:

Santiago dijo...

La verdad concuerdo con lo que decís...El golpe de estado hoy está, solo que de de una manera muchísimo más sutil...
No vino la milicia a imponerse porque querían el poder sino porque aquellos vendepatria querían que la futura democracia no sea una verdadera democracia, sino la democracia neoliberalista y capitalista que hoy reina en muchos paises del mundo ( ni hablar del "primer mundo" norteamericano )..
Lo cierto es que hoy padecemos las concecuencias de una Argentina sin ganas de luchar, sin solidaridad y con oportunismo, egoismo y perversidad.

Pero sí creo que se está gestando el cambio, que lo estamos gestando nosotros los adolescentes; nosotros, el futuro. Y que con voluntad se puede...No hay que quedarse de brazops cruzados porque entonces vamos a entregarles la guerra sin haberla luchado..

Un saludo amigo!
Nuevo por aquí.
Santiago
http://nocheinsomnia.blogspot.com

tincho dijo...

Aunque nos duela, alguna vez en la vida debemos comprometernos y ser sinceros con nosotros mismos. Mentir por omisión es peor que mentir se dijo alguna vez. Mienten quienes hablan entonces de golpe militar, porque la complicidad de la inacción de la gran mayoría (no te metas, por algo sera), el oportunismo de muchos que vieron flotes para negocios (deme dos!!!) y los medios masivos de comunicación (subordinados completamente, promocionando el mundial, hablando de argentinos derechos y humanos, exaltando a la población con la "victoria" en Malvinas)convirtieron al golpe de Estado de 1976 en un golpe cívico-militar.
Nosotros fuimos pisoteados por una clase "dirigente" que se atribuyó el derecho de enderesar a nuestra "democracia". Pero nosotros, los civiles, nos dejamos pisotear. Claro, que siempre hubo valientes, como Rodolfo Walsh, y como tantos otros que tuvieron que exiliarse. Pero jamás podemos hablar de amor a la democracia, de amor a las instituciones, de amor a la igualdad, al pluralismo, al debate, a las ideas... cuando dejamos que a nuestra República se la violen en nuestra cara. Y hoy... lo seguimos haciendo. Y hoy seguimos diciendo por algo será, y hoy seguimos diciendo no te metas, y hoy preferimos ver el partido del domingo a los cartoneros que buscan vida en la basura... Esto sigue siendo un golpe, pero esta vez totalmente cívico.

Karina dijo...

Totalmente de acuerdo, las formas de aniquilarnos son mas sutiles.
Y si no hay sistema que? como diría la Bersuit.
saludos... me mató el nombre del blog.Muy interesante

Gery dijo...

Hippie! como va?
bueno aki toy para firmarte!
lei lo q escribiste... la verdad q toy de acuerdo con vos, es un tema para hablarlo y hablarlo como tantos otros... de las cosas q suceden en esta Argentina y en el resto del mundo.

Bueno, me voy a almorzar.
Nos vemos, suerte en la facu!
Besossss
Adiooooz
**

ari dijo...

Golpe a ibarra? hmmmm

Soledad dijo...

Hola Joaquin! la verdad es que coincido con lo que decís y con los comentarios anteriores. Pero rescato algo, digno de ser creido, como dijo Santiago, Somos nosotros ...el cambio. Escuche decir en una pelicula (los Edukadores, la cual recomiendo) que cada corazón es una célula revolucionaria! Tal vez es la edad, o la época de idealismo como mucha gente con canas dice. Creo todavía en creer. Apuesto a eso.
Te sigo!
Sole

Karina Macció dijo...

Está muy bueno que te hayas dado el tiempo para reflexionar sobre esto y que además hayas dejado registro. Por eso, te agradezco, porque, de alguna manera, ese día nos unió algo en común y un deseo de ir hacia un lugar distinto. Vamos!
K

Se produjo un error en este gadget.