domingo, agosto 28, 2011

(sin titulo)

yo soñaba con un hogar
algo, alguien
a quien pooder llamarle
hogar
y un jardín
con un rio corriendo desenfrenadamente
el sonido del agua
como la prueba irrefutable
de que alli estaba yo
vivo
para escucharlo
¿era pedir algo imposible?

yo soñaba una ciudad dormida
toda mía
el cielo de la noche resplandeciente
el aire frío en las mejillas
la prueba irrefutable de que yo estaba ahí
vivo
para sentirlo
¿era pedir mucho?

yo soñaba una canción
las palabras precisas
precisamente
por no decirlo todo
después un silencio inabarcable
profundo como el mar
la prueba irrefutable de que yo estaba ahí
vivo
para decir nada
para dejar transcurrir ese silencio
¿era pedir demasiado?



martes, agosto 23, 2011

sacrificio

que no daría por adivinar
la distancia
que en este momento
se abre
como un abismo de fuego
entre entre yo
y Yo




miércoles, agosto 17, 2011

límite

los años y las cicatrices
son la prueba irrefutable
no cabe duda que estoy
más que capacitado para soportar
el dolor y la ausencia
el blanco desesperante del papel
puedo incluso echar sobre las heridas
sal, alcohol
recuerdos que son como brasas calientes
y aunque no me averguenza decir
que estoy cansado
que a veces tengo miedo
a la nada, al destierro
o a estar solo, rodeado de gente
yo no puedo tolerar
ni por un minuto quedarme quieto
y el silencio me resulta lo más ensordecedor
que pueda imaginar cualquier hombre
¿volver a los lugares de siempre?
eso no merce llamarse viajar para mi
es decir por sobre todas las cosas no me pidan
conformarme
es decir: allá voy a hacer camino con mis cadenas
entre los brazos
porque aunque a veces quisiera rendirme
me es impensable detener el paso
sencillamente, no puedo.


ruinas circulares

esto
que queda después de tanta rabia
tanta tristeza
y tanta confusión
soy yo
soy este estropajo
estos jirones, estas ristras
y retazos
este cociente infinito
de un número cualquiera
sobre cero
(esto que no-soy)
Yo
inabarcable
siempre buscando
otra cosa
(porque siempre
siempre, lo que buscaba era otra cosa)
hasta que la muerte inadvertida
hasta que el cansancio inapetente

Se produjo un error en este gadget.