miércoles, agosto 17, 2011

límite

los años y las cicatrices
son la prueba irrefutable
no cabe duda que estoy
más que capacitado para soportar
el dolor y la ausencia
el blanco desesperante del papel
puedo incluso echar sobre las heridas
sal, alcohol
recuerdos que son como brasas calientes
y aunque no me averguenza decir
que estoy cansado
que a veces tengo miedo
a la nada, al destierro
o a estar solo, rodeado de gente
yo no puedo tolerar
ni por un minuto quedarme quieto
y el silencio me resulta lo más ensordecedor
que pueda imaginar cualquier hombre
¿volver a los lugares de siempre?
eso no merce llamarse viajar para mi
es decir por sobre todas las cosas no me pidan
conformarme
es decir: allá voy a hacer camino con mis cadenas
entre los brazos
porque aunque a veces quisiera rendirme
me es impensable detener el paso
sencillamente, no puedo.


2 comentarios:

Lucas Fulgi dijo...

Muy motivador. :)

Lucas Fulgi dijo...

pdt: ¿se dice motivador o motivante?

Se produjo un error en este gadget.