jueves, junio 19, 2008

singing in the rain

tomá
reí
saltá
corré
que ahora te toca a vos
ahora me toca a mí
que el tiempo
se ha muerto en este lugar
y después
que importa del después
si el tiempo ya murió y no hay
antes, ahora, después
si toda mi vida es el ayer que me detiene en el pasado
todas estas siluetas delgadas
con sus velos negros tapandoles el rostro
con sus capas violeta tapandoles el rastro
jóvenes viudas de luto
y a nosotros
viajantes extranjeros
exhiliados de ningún país
nadie se molestó
en invitarnos al entierro

levantá los brazos
por un instante eterno
sentí
con la punta de los dedos
con la punta de la lengua
el aire congelado
como el aliento de un cristal
después dejalo abofetearte
y en una de esas
paf
despertamos en el mundo
que alrededor nuestro hay
otro todo turquesa y blanco
corazón de amatista
viento acuoso oxigenado
impregnado de sal
mancha nuestros parpados
nuestras lenguas
el lenguaje
lo impregna todo
hasta el cielo mismo
nubes de espuma salada
lluvia de sal que cae
sobre heridas que no cierran
que nunca empezó
y no se sabe cuando
dejará algún día de caer

viernes, junio 13, 2008

vértigo

sigiloso pero irrefutable
ya está en marcha el mecanismo
un paso adelante
-dos atrás-
otro paso
-vuelvo dos-
hasta aquel paso en falso
tan temido, tan deseado
el filo de todos los metales posibles
cada movimiento
sujeto al más fino cálculo
una sólida estrategia de ajedrez
al servicio de la derrota
y en el final saborear la muerte
cantar hasta que se quiebren todas las ventanas
cerrar los ojos
quedarme quieto


quiero arrancarme los dientes
uno a uno con estas manos
desnudas
chorreando sangre y saliva
como un bebé que no quiere nacer
rehacerme
diente por diente
palabra
por
palabra
y que duela
nacer, escribir
que hasta éste
eco del eco de otro eco
vale mas que todas sus voces
gastadas como piedras


en lo mas profundo de este
pozo de obsidiana
de pupilas de murcielago
me despellejo
como una serpiente
ninguna piel
crece
en mí
solo resignación
asco
mas que tautología, paradoja del lenguaje
germen en todo lo que es
todo lo va quemando

de adentro hacia afuera
de azul oxgineado a rojo incandecente
el mismo rudimentario mecanismo
que ya está en marcha
-unodealantedosatras-
y unaboca
cada vez menos mí boca
mueca vacilante rotunda rutilante oscura se retuerce
surge y vocifera
palabras que no reconozco
que me aprietan la garganta
como espejos que me niegan

martes, junio 03, 2008

tertulia

tertulia

escribir
verbo que no puede ser conjugado al pasar
que debe hacerse carne para ser verbo
dicho así a la ligera es un infinitivo tan poco creíble
como un barco naufragando en un plato de sopa
conjugación ausente
que se oculta debajo de cada palabra
hoy y siempre
escribir no es
está siendo
dejando de ser
volviendo a ser
nunca lo mismo
siempre otra cosa
bálsamo de agua helada sobre la ansiedad
fuego que quema la piel como kerosén hirviendo
un exilio largamente premeditado
hacia un país inmaterial
una tierra sin vecinos ni fronteras
un lugar donde siempre llueve
donde nunca llueve
depende a que hora sé lo visite
allí impera una paz de hierro
un silencio que no es el mutismo de toda voz
sino su ausencia lisa y llana
la única consecuencia posible
una vez exterminado lo real
palabras solo palabras
sin boca que las pronuncie
no resuenan
por mas que vibren hasta desintegrarse
las cuerdas de mil gargantas
no existe el sonido
allí donde no hay
ni un misero tambor
que lo ponga en marcha
mundo gris
pelicula muda
personitas muy educadas
con sus sombreros de copa y sus vestidos largos
tomando el té a todas horas
discutiendo entre ademanes
una y mil partes de mí
dicendome y contradiciendome
sin mí consentimiento
y yo me siento tan solo
como un dios infantil
al que niegan sus criaturas de juguete
en aquel parque
con sus arboles desnudos
sus estanques y sus peces de papel
este verse las manos
-el reverso y la palma-
en un gris de fotografia
esta nieve que cae
delicadamente sobre la hierba
como una lluvia de polvo al abrir la bolsa de una aspiradora
escribir
verbo que no puede ser dicho así nomas
que no puede no debe
ser mas que un juego
una ficción plagada de contradicciones
un fluir de mí (in)conciencia
tan lejano como sea posible
todo lo que diga
gritando hasta quedarme sordo con mi propia voz
no podrá ser utilizado
ni en mi contra
ni a mi favor
se queda acá
entre yo
y yo
en este jardín decadente
en esta burbuja de plástico
palabras sobre el papel
de brazos cruzados esperando una respuesta
que por definición no puede no debe llegar
nunca
contestandóse a sí mismas
relamiendose estupidas, satisfechas
bajo un sol que no termina de ponerse nunca
tomando el té a grandes sorbos
bien calladas
y muy contentas
Se produjo un error en este gadget.