lunes, septiembre 27, 2010

sin titulo

vos tenés en tu voz
la calma necesaria
la que perdí en algún lugar
de esta pieza repleta de papeles escritos
que ya nada dicen
y toneladas de papeles en blanco
que ya no me dejan decir
lo único que yo necesito
y en los ojos tenés
una profundidad
que no tienen las cosas
que no tienen los dias
quisiera estar ahí
lejos del frío quirurgico
de esta madrugada que no amanece
de esta ciudad metalica
calculada, milimetrica
quisiera descansar
de esta larga marcha
de este eterno retorno
al final de la historia
que no empieza nunca
y en tus manos hay un hueco
en el que cabe este poema
quisiera dartelo y que escurra
como la arena, como la tierra
como cada instante
como la lluvia y el vino

2 comentarios:

Lucas dijo...

Cada día que pasa todo lo que dijimos ayer, en esos miles de papeles que se amontonan, va perdiendo sentido... y qué mejor lugar para poner un poema que en sus manos... que se desvanezcan las letras suavemente entre sus dedos. Muy bueno che.

Como siempre, me encanta tu estilo... esto de escribir sin silencios comas ni puntos, que constantemente te tira para adelante.

Un abrazo.

pdt: Te invito a pasar por mi blog, estoy trabajando con dibujos de Ari.

Falco Peregrinus dijo...

Miramelo al panfletero combativo, termino siendo un pedazo de poeta. Te felicito hermano, yo tambien te linkee. Hay mucha sensibilidad aca, de esa que parece pegar de tan fuerte. Que siga, que siga, como diria Beligoy.

Se produjo un error en este gadget.