lunes, marzo 19, 2012

(sin titulo)

habría tanto que quisiera contarles
pero hoy no pidan que busque palabras
(maldita la necesidad de hacer
poema
cada pérdida)
lo unico que me queda por decir
es que hay despedidas
para las que no alcanza
ni todos los besos
ni el abrazo más largo y más estrecho
porque el cuerpo del otro permanece siempre
lejano
inalcanzable
ausente
y no hay manera de capturar un instante
hacerlo carne
hacerme carne en él
premio consuelo: levantar la frente
dejar de intentar retener al río
con la palma de las manos
endurecerse
pero sin perder la ternura
darse cuenta que estar vivo
no es más un enormisimo esfuerzo
por no morir.

No hay comentarios.:

Se produjo un error en este gadget.