miércoles, abril 18, 2012

anhelo

el día aquel en que
mi genio maligno
mis profetas malditos
mis agoreros encandilados por la muerte
dejen de susurrar en mi cabeza
sus falsos diagnosticos
sus pronosticos reservados
el dia en que mi deseo
fluya otra vez libre
vuelva a ser como un río
caudaloso que rompe
las paredes de todos los diques del mundo
el dia en que mis pulmones se vacien de espuma
y respire con todo el pecho
como un globo aeroestatico en pleno vuelo
el dia en que a mi cancion ya nada le averguence
y que a mi tristeza no le deba ninguna fidelidad
el dia en que mi palabra vuelva a ser tenaz
y la melancolia vuelva a ser azul
calma, lunar
yo voy a volver a escribir
poemas sobre barcos
manifiestos antes que anecdotarios
hasta algun que otro himno
¿por qué no?
por el momento
y hasta nuevo aviso
la poesia continua
como un perro que persigue su propia cola
o un ciego en un laberinto
sin poder decir
pero sin dejar de intentarlo.

2 comentarios:

Caro dijo...

Me colgué leyéndote (igual no es la primera vez que paso por acá). Me colgué leyéndote y no es algo que me pase muy seguido en lugares tan -de alguna manera- impropios como un blog o como cualquier coporte cibernético, que en realidad no está en ningún lado (o sí, nunca terminé de entender bien todo esto).

Lindo :)

Caro dijo...

coporte o, como se estila decir (?), SSSSoporte

Se produjo un error en este gadget.