martes, noviembre 22, 2005

Orden primaveral

El gran final de un largo principio se aproxima. Se terminan la niñez y la adolescencia, se cierran las puertas de la escuela tras mis espaldas y la vida se extiende como un gran camino inabarcable ante mis ojos . El prologo de mi biografia escribio demasiado pronto su punto final, pero el gran relato continua escribiendose dia a dia. En esta extraña historia, las estaciones se suceden de atras para adelante. Primero El verano calido de la niñez y la pubertad, luego los bellos e inolvidables dias primaverales de la juventud. El armonioso otoño de la madurez adulta en donde comenzamos a aceptar ese final al que tanto temiamos por no comprenderlo, y por ultimo, el crudo invierno de la vejez que nos seca, nos desintegra y nos devuelve a la tierra de la que vinimos.

La primaveral juventud es entonces el proximo paso. Y como una primavera cualquiera, es sin lugar a dudas un festival para los sentidos. Trae consigo el familiar aroma a jazmines en el patio delantero de mi casa que me devuelve a mi niñez mas temprana, El calor en el rostro de tantisimos ocasos entrañables sentado en el cesped de alguna plaza en la ciudad, cuando esta historia promediaba y por ultimo del final de la misma, el tacto de la suave brisa nocturna que besa y abraza la piel, las voces y las risas que se suceden en una caminata eterna bajo el techo azul oscuro cubierto de resplandecientes y pequeñas lumbres, los postes de luz como si fueran estrellas.

Es su llegada lo que a una fiesta extenuante su sobremesa. Pues es cuando queda poco por decir y poco por hacer en ese sitio, en ese momento, que nos distendemos y nos disponemos a disfrutar o bien a lamentar no haber disfrutado y quisieramos que ese fin no termine nunca, que se prolongue por siempre y que luego del mismo, no haya mas nada

Pero ademas de tantas bellas sensaciones, como cualquier otra primavera esta trae consigo tambien, el instintivo impulso de emprender la limpieza. No me pregunten porque, pero es siempre asi. Quizas es que cuando la luz del sol penetra con mas lumbre a traves de las ventanas, podemos vislumbrar por vez primera con claridad el desorden que yace ante nosotros. El polvo cubre arcones y cajas ignotas. Pilas de papeles y Cientas de fotografias gastadas de epocas polarmente distanciadas se desparraman y se mezclan en el suelo. ¿Que se oculta detras de las despintadas tapas de madera añeja? ¿Que dicen las hojas de papel antiguas cuyo tinte amarillo delata insoslayablemente el paso del tiempo? ¿Que vemos en realidad cuando observamos esas viejas fotografias tan distantes y tan distintas?

Respirando profundo y armandonome de paciencia, me sumerjo en la tarea de poner en su sitio hasta el mas recondito rincon de mi pensamiento y mi sentir, como si de ordenar un viejo desban se tratara.

Primero voy recogiendo uno por uno todos los bollitos de papel arrugados que cubren el suelo. Uno a uno los leo con detenimiento y curiosidad primero. Pero luego, con la prisa del desprecio y la indiferencia. Son los versos olvidados que deseche cuando mis palabras se volvieron obsoletas ante mis ojos. Los observo pero siguen sin provocar ninguna compasion o afecto en mi, y en un acto casi instintivo, automatico, vuelvo a arrugarlos y arrojarlos a una gran pila, la de los versos cansados que hablan siempre de lo mismo, de manera sutilmente distinta.

Y entonces es que me pregunto ¿No sera que en realidad me faltan nuevas historias y no nuevas o mejores palabras?

Desesperado intento encontrarlas en todas partes. En las estanterias que contienen el conocimiento que adquiri causal o casualmente a lo largo de los años. Debajo de las comodas cuyos cajones olvidados guardan en su interior toda clase de trastos viejos y extraviados de cada etapa de mi vida Inclusive, debajo de las tablas sueltas en el piso.

Pero es inutil, o bien no estan alli o bien no soy capaz aun de reconocerlas.
Decepcionado, concluyo que no creo sea posible hayar nuevas sensacioens aqui en el interior de lo que fui hasta este dia, que muchas aguardan impacientes por suceder alli afuera, y otras quizas, esten perdidas por aqui en algun sitio , pero estoy convencido de que la busqueda ha de ser todavia mucho mas exhaustiva y meticulosa y solo dentro de algun tiempo , cuando aprenda a mirar todo este desastre con otros ojos me sorprendere encontrando oro entre todas estas inmensas pilas de polvo.

Luego esforzandome por omitir el dolor que me causa el fracaso de mis expectativas me dedico de lleno a revisar mis recuerdos. Intento en vano identificar el tiempo y espacio precisos de cada una de las imagenes que se desparraman desordenadamente unas sobre las otras. Las hay de de dias felices, tambien de dias tristes, imagenes de dias fugitivos y errantes. La nostalgia las tiñe de complejos matices y aunque algo deterioradas siguen llenandome de un agradable y vital calor y de un punzante y doloroso ardor en el pecho. Siiguen haciendome sentir vivo en todos sus posibles y probables sentidos. Son el remedio justo y necesario al dolor pero tambien son el dolor justo y necesario para ese remedio.

A medida que se animan en mi retina, me siento enajenado, confundido, ¿Sera todo un gran error lo que elegi vivir? ¿O habre escogido el camino correcto? Y aunque se que es inutil discutirle al pasado (nada hara que el tiempo pegue la vuelta y eche a andar), es el criterio con que nutrire las decisiones de mi futuro lo que verdaderamente me preocupa.

"No hay nostalgia peor que vivir añorando lo que jamas sucedio".

Las fotos que mas me llenan de melancolia son las de las vanas maquinaciones que nunca se hicieron realidad

Solo me queda una cosa por intentar poner en su sitio en este fallido intento de limpieza primaveral de mi cabeza y mis sentimientos.

Mis sueños.

Preguntandome que aspecto tendrian, me aproximo nerviosamente hacia donde recuerdo haberlos dejado a un costado la ultima vez, cuando la imperante necesidad de vivir la realidad me obligo a hacerlo.

Ahi estan, todos en el interior en una humilde caja de carton en una esquina oscura y humeda del cuarto. Espectante, reviso su interior pero sorprendemente lo unico con lo que me encuentro , es con un monton de espejos. Decenas de ellos. Intento obsevarlos mas de cerca. Algunos de ellos estan rotos y lastiman mis dedos cuando intento sujetarlos,aferrarme a ellos. Intento quedarme con los que todavia estan medianamente enteros pero por mas intente sostenerlos cuidadosamente, son tan fragiles que se rompen casi al tacto . ¿Como saber entonces que sueño no se rompera cuando quiera comprobar si es aquel el que me muestra como realmente soy y no como "deberia" ser? ¿Cual es el el que no se partira en esquirlas puntiagudas que lastiman mi cuerpo, destruyendose primero a si mismo,y destruyendo luego mi reflejo y mi propia escencia?

Observo rapidamente todo a mi alrededor. Luego de algun tiempo encerrado en mi mismo intentado poner en orden este desorden generalizado de mi propio ser, podria decirse que todo ha sido en vano, pues El vidrial de los sueños rotos, las miles de fotografias de mi pasado y la pila de versos olvidados cubren por completo el suelo como una gran alfombra.

Pero una extraña esperanza me invade repentinamente, la que de alguna forma, siempre llega justo a tiempo cuando creo no poder soportar mas el dolor. Abro la puerta de este cuarto desordenado y lugubre y caminando paso a paso , me alejo por una vereda cualquiera. Quien sabe a donde me llevaran mis pasos en esta ocasion.

Es de noche pero pareciera que va a amanecer muy pronto , sopla un viento nuevo y la ciudad es un corazon que late con su frenetico ritmo de siempre, aspirando el aroma del asfalto caliente y exhalando bocanadas de humo negro. Y yo solo atino a seguir andando , quizas si siga siempre hacia adelante me tropiece de repente con la respuesta a todas estas nuevas preguntas que hilvané en este inagotable fin que se consume poco a poco.

O al menos, de seguir buscando quizas encuentre algo o alguien que me haga comprender que quizas la respuesta es que no hay respuesta alguna , y que vivir ,es una eterna incognita que vale la pena sino nos resiganmos de todas formas a seguir buscandola....

6 comentarios:

JMØ dijo...

Que hermoso. Que maravilla.

Se me humedecieron los ojos mientras lo leía. No puedo hacer más que darte las gracias. Son palabras tuyas, pero sentimientos de todos.

Un abrazo.

Gery dijo...

Hippie yo t diria q te pongas en campaña para escribir un libro!
Mui lindos tus escritos, segui asi!
Besotes y gracias por ir anoche al festejo!
Bye =)

iña dijo...

Excelente post hippie. La verdad que en relativamente poco tiempo mejoraste muchísimo tu forma de comunicar sensaciones a través de la escritura.

Saludos.

tincho dijo...

La primavera es la estación más hermosa de todas. La que nos hace sentir vivos. Emprender esta nueva etapa es sólo cuestión de lágrimas y costumbre. El tiempo es tirano, nos maneja como quiere, oponer resistencia es vano...
"A donde vayas no olvides llevarte todo lo vivido (...) no permitas nunca abandonarte por miedo!"
Un paso más no es acercarse al final, es tener una mejor perspectiva del principio...

Matias I. dijo...

Realmente excelente. Me llegó muchísimo, mas ahora con el tema de egresar...y todos los sueños que se deshacen o las viejas metas que nunca se cumplieron. Saludos!

Hernan G. dijo...

Excelente

Se produjo un error en este gadget.