martes, febrero 13, 2007

loquemepasa

me pasa
que todo me pasa
siempre por al lado
y vos
veloz
que siempre te estás yendo
cuando recién acabás de llegar
me pasa
que todo se me resbala
se me derrite
se me escurre
como el agua
por un colador

pero la piel se queda
el hueso la carne
el corazón del asunto
se quedan
y los instantes
como escenas de una sitcom de bajo presupuesto
repetida hasta el cansancio
se quedan
y yo mismo me quedo
y observo
mero espectador repetido
y nada absolutamente
nada más
siempre desde este afuera
que no es nunca
ni el primero ni el último
y el después
(figurita repetidísima)
que tanto se parece al antes
y el ahora que transcurre
y se escurre
y nunca es ahora
que nunca es siquiera

y todo esto ergo
un embrollo filosófico de aquellos
porque al final
lo que pasa
es que nada me pasa
que todo me pesa
y yo sigo igual

3 comentarios:

bruno dijo...

tepasaquesetepasanlosacentos
yamílosespacios
perobueno
son
esascosas
lasqueavecesmolestan
ynotedejan
ver
maticessiemprenecesarios
yquemegustacómoquedótublogensunuevolookquenoconocía

tincho dijo...

excelente texto, ya te lo habia dicho cuando estaba en proceso... es duro vivir en paralelo a lo que uno vive, y estar en dos planos a la vez cuando en verdad ninguno existe. ja, como decia esa frase del poema de la sociedad de los poetas muertos: no dejare que la vida me pase sin vivirla...
bueno... nada... nunca me dijiste que habias cambiado de url, asi que ahora tengo que actualizar mi blog por tu culpa...
un abrazo!!!

Premio consuelo para Lucía Folino dijo...

el procedimiento de la no pausa fue imaginado en las noches primerizas de los intercambios de red, cuando zajaco todavía jugaba al trivial o los cyberjuegos.


Sin perjuicio de esto, es de todos -y los hay muy buenos- el poema que más me gustó lejos.


Ya terminé.
Espero volver a leer algo nuevo.
Yo sigo igual.

Se produjo un error en este gadget.